Carta al director

Medicamentos y Tercera Edad

Por: Diario Concepción | 08 de Agosto 2018

En Chile, los adultos mayores superan los 2 millones 800 mil personas, equivalente al 16,2% de los habitantes del país. La población adulto mayor es la más alta consumidora de medicamentos, donde un 40% consume al menos un fármaco de venta libre, un 65% utiliza más de tres medicamentos, y un 20% toman hasta 10 prescripciones en una misma semana. Considerando estos datos, es de esperar que esta población esté mucho más expuesta a padecer reacciones adversas a medicamentos, lo que contribuye al alza en los gastos médicos asociados a sus tratamientos.

Es preocupante ver cómo en algunos centros asistenciales de nuestro país se prescriben indiscriminadamente medicamentos de alto riesgo como Aines o ansiolíticos a esta población que, debido a cambios fisiológicos propios de la edad, son más susceptibles a desarrollar efectos negativos que impactan en su calidad de vida.

Estos problemas, sumado a que los médicos tratantes no están familiarizados con conceptos como “uso inapropiado de medicamentos”, incrementa aún más los riesgos en esta población vulnerable, lo que puede contribuir al número de hospitalizaciones, aumentando el gasto en salud.

Es por esto, que se deberían implementar medidas más estrictas en cuanto al uso apropiado de medicamentos en el adulto mayor, incrementando las medidas de farmacovigilancia, manteniendo especial cuidado en aquella población aislada, sin red de apoyo, o que presentan enfermedades mentales incapacitantes como demencia o Alzheimer. Enfermedades, donde su capacidad cognitiva se encuentra más limitada y, por lo tanto, necesitan obligatoriamente de la ayuda y acompañamiento de un tercero para poder suplir sus necesidades médicas y emocionales.

Liliana Peredo
Académica Escuela Química y
Farmacia U. Andrés Bello

Etiquetas