Carta al director

Biotrén

Por: Diario Concepción | 06 de Julio 2018

Señor Director:

En los últimos meses hemos sido testigos de grandes noticias respecto de avances y mejores en sistema ferroviario del gran Concepción. Desde la esperada extensión a la Comuna de Lota, con dos nuevas estaciones, Playa Blanca y Centro de la ciudad.

Algo que sin duda tendrá un efecto positivo en el traslado de los vecinos de una de las comunas más vulnerables de nuestro país. Y, por otro lado, la insistente noticia del soterramiento en Concepción, para algunos un capricho para otros un avance necesario.

Pero, en esta ocasión, quiero comentar aquello que no se ve (no se quiere ver) ni tampoco se comenta. Las mejoras en infraestructura y, principalmente, en obras de mitigación que afectan directamente a los usuarios y la calidad del servicio. Es impresentable que jactándonos de tener un servicio de Transporte ferroviario de primer nivel y con proyección de expansión, que une y traslada a miles de personas día a día, no tenga conexión con paraderos o conexiones con buses integrados y locomoción colectiva de acorde a la demanda de pasajeros y el costo de los mismos.

En la estación Intermodal del Concepción, donde convergen todas las líneas, la gente debe hacer filas de 20 metros bajo el agua para subir a los Bio-Buses y otras líneas que por ahí pasan hacia Tomé o Centro de Concepción, sumado que desde la bajada en formato ganadero, misa por donde abordan quienes retornan, no tenga protección alguna y el trayecto desde el vagón al torniquete (también sin techo), sea a toda intemperie y resbaladizo, siendo un peligro para los usuarios principalmente, personas de la tercera edad, discapacidad o personas con niños en brazos.

El progreso no puede solo considerar el alcance de este sino que además que este tenga un cambio significativo en la calidad de vida de las personas y además que su uso tenga un efecto aún más grande en la descongestión de un Gran Concepción que crece a pasos agigantados y que en el caso de servicio de Biotrén y locomoción integrada no está preparado para dicho fenómeno.

Erik D. Gonzalez Gayoso

Etiquetas