Carta al director

Era digital

Por: Diario Concepción | 04 de Julio 2018

Señor Director:

La inteligencia artificial apunta sin complejos ya en el horizonte para dirigir nuestras vidas. Nos ha llovido como del “cielo”, y trabajamos todos como locos para el registro informático de las cosas, como si en ello nos fuera la vida. Un sistema computarizado que no cesa en su demanda de datos, que los deglute además con glotonería y sin depurar.

El registro es el nuevo tótem social, sobre el que giran todos los sistemas que utilizamos, bien sea en la industria de la máquina-herramienta, o en la educación y sanidad mismamente, sujetos estos como sabemos a variables de orden distinto (psíquico o anímico), imposibles de registrar y evaluar por las aplicaciones informáticas con la alegría que se hacemos. Pero da lo mismo, es “lo que toca”

Para entender mejor esto, les contaré lo que una enfermera amiga me comentó el otro día: al reincorporarse a su trabajo después de vacaciones en su consulta especializada, la enfermera que le había sustituido le dijo que había estado muy contenta y que lo había dejado todo bien apuntado. Cosa que, al parecer, en absoluto coincidía con lo que vio al volver, ni tampoco con la percepción del personal médico de la misma, para el que la enfermera sustituta apenas había ayudado en labores de acompañamiento, asesoramiento, comunicación administrativa y demás funciones habituales de esa consulta. Eso sí, situada delante de su ordenador, había cumplido y, según ella, “lo había registrado todo”.

Gerardo Hernández

Etiquetas