Carta al director

Soterrar la vía, mal negocio

Por: Diario Concepción | 15 de Mayo 2018

Señor Director:

El proyecto de soterrar la vía férrea en nuestra ciudad, implica varios problemas, además del alto costo. Sin desconocer la conveniencia de mejorar la conectividad del sector entre la línea férrea y el Bío Bío, se debe considerar alternativas más convenientes.

Un túnel a 7 metros de profundidad, da problemas de ventilación del humo de locomotoras diesel de trenes de carga que circulan por ese tramo, y tal diseño implica pendientes que dificultan su operación, implicando extensos tramos de entrada y salida con gradiente moderada. Las napas de agua requerirán técnicas complejas y costosas para evitar inundaciones, pasando colectores de agua lluvia por ese sector. Además, el paso que une la Avenida Hnos. Carrera con el puente Llacolén, sería destruido, y las vibraciones por el paso de trenes implican considerar reforzar bases de edificios adyacentes.

Esta región que tiene gran actividad exportadora con altos flujos de carga a los puertos, requiere potenciar sus corredores ferroviarios, como planteó la Corma, y no estrangularlos. Valparaíso ha retrocedido en competitividad tras el soterramiento hecho en Viña del Mar, que sólo permite tráfico de carga en la noche.

Se debe considerar entonces otras opciones como una trinchera abierta menos profunda con cruces de calles desnivelados, o un terraplén elevado, como en ciudades de Europa, a menor costo. En un escenario de austeridad fiscal, sería grave distraer grandes montos en un proyecto que no resolvería la congestión vial, ni daría más seguridad que las alternativas indicadas, y cuyo beneficio social es discutible. Para mejorar la calidad de vida en el tiempo libre de la comunidad, hay temas más urgentes como recuperar las lagunas, o hacer un parque en el cerro Chepe.

La economía regional sería perjudicada con el soterramiento, que sólo liberaría una losa de concreto con poca posibilidad de edificar o plantar árboles sobre ella. Estamos a tiempo de evitar un grave error, y no debería darse por hecho este proyecto, siendo que el estudio de ingeniería aún está pendiente.

Alvaro Rodrigo Herrera Lepe

Etiquetas