Carta al director

Ley Ricarte Soto

Por: Diario Concepción | 14 de Mayo 2018

Señor director:

Es habitual que en nuestra sociedad el profesional fonoaudiólogo se relacione con las personas que presentan alguna dificultad relacionada con la voz, el habla, el lenguaje o audición. Por ello, se hace relevante la reciente aprobación en la Ley Ricarte Soto, en la que se aprobó la entrega gratuita de un dispositivo auditivo de alto costo en el mercado ($20 millones) para la ayuda auditiva en sordos o hipoacúsicos severos, en los diversos rangos etarios.

La población debe estar alerta para conocer y solicitar esta órtesis (ayuda técnica implantable con una cirugía en el territorio de la cabeza), como también los profesionales fonoaudiólogos que deberán desplegar sus conocimientos en la habilitación o rehabilitación para estos dispositivos al servicio de los sectores públicos/ privados de salud del país, los implantes cocleares.

Martha Arrocet Sütterlin
Académica Escuela de Fonoaudiología
Universidad Andrés Bello

Etiquetas