Carta al director

Genes y peso

Por: Diario Concepción | 08 de Mayo 2018

Señor Director:

Las dietas son populares ya que un gran número de individuos quiere bajar de peso. Así, cada cierto tiempo aparecen distintas dietas tales como la de la luna, la rica en proteínas etc. Últimamente, se ha hecho popular la “dieta del genotipo”. Está basada en el estudio de los grupos sanguíneos y, a partir de los resultados, clasifica a los pacientes en seis grupos: cazador, recolector, profesor, explorador, guerrero y nómade, y luego se entrega una dietoterapia para tu llamado “genotipo”.

El riesgo es que se prescriben indicaciones que aún no tienen la evidencia suficiente y pueden no ser apropiadas. Por ejemplo, se recomienda evitar legumbres o frutas. Eso va en contra de las recomendaciones saludables para la población. La evidencia científica no ha sido capaz de establecer efectos concluyentes con este tratamiento.

Han emergido otros tratamientos basados en la genética de los pacientes como aquellos personalizados. Básicamente al paciente se le extrae una muestra de sangre o saliva y luego su DNA (material genético). Posteriormente, se realiza una búsqueda de variaciones genéticas (polimorfismos) en genes asociados a obesidad (FTO o MC4R: gen asociado con la obesidad). Estos genes han sido estudiados en muchas investigaciones y han mostrado ser de susceptibilidad a la ganancia de peso.

Con los resultados de susceptibilidad (posibilidad a desarrollar sobrepeso u obesidad) se diseña una dietoterapia basada en la evidencia que hay actualmente para estos genes, con el fin de buscar la mejor y más eficiente dieta para un individuo (personalizado). Así se busca la mejor dieta para un determinado perfil genético considerando la evidencia científica.

Dra. Ana María Obregón Rivas
Académica de Nutrición y Dietética Universidad San Sebastián

Etiquetas