Carta al director

Despilfarro en TVN

Por: Diario Concepción | 05 de Mayo 2018

El martes 3 de abril pasado, se publicó en el D.O. la ley 21.085, que modifica la ley de Televisión Nacional de Chile. Esta norma se discutió al final del Gobierno de la Sra. Bachelet pasando por el T.C. quién señaló que varias de sus normas sometidas al control previo estaban conforme con la C. P. Sentencia del 8 de marzo pasado.

De acuerdo a la C.P. le correspondió al Sr. Piñera promulgarla y publicarla. No tenía alternativa, pues no hubo veto de la anterior Sra. Presidenta.

En esta ley se abordan numerosas materias a las cuales no me referiré, pero sí quiero destacar que en virtud del art. 5 transitorio, se autoriza al Ministro de Hacienda, para que mediante uno o más decretos expedidos bajo la fórmula “por orden del Presidente de la República” efectúe un aporte extraordinario de capital a la Televisión Nacional de Chile, por un monto total de 47 millones de dólares o su equivalente en otras monedas extranjeras.

Asimismo, en la misma disposición, se permite al Ministro de Hacienda para efectuar otro aporte extraordinario de capital a la misma televisión, por un total de 18 millones de dólares.

Todas estas sumas cuantiosas serán financiadas con cargo a los activos financieros disponibles en el tesoro público. Su finalidad es financiar proyectos de inversión que se identifiquen en el futuro.

Estamos hablando, entonces, de 65 millones de dólares, lo que al cambio actual, significa 39 mil millones de pesos m/n. Toda esta suma fantástica regalada a un canal que es un desastre económico, técnico, periodístico e informativo. Su rating es el último en toda la televisión. Nadie lo ve, sus programas tanto matinales como otros, son la escoria de la televisión  y el periodismo. Bien se le puede identificar con la Civilización del Espectáculo, de Vargas Llosa y que culmina con su obra “Llamado de la tribu”, de reciente data.

El canal internacional que se ve en muchos países latinoamericanos no puede ser más pésimo. La difusión de la cultura chilena y de lo positivo del país está en el último lugar del ranking de su transmisión. Son más importantes las telenovelas, el fútbol y otras banalidades

Sin embargo, en un hecho insólito e increíble todos sus ejecutivos, periodistas, actores, etc., han ganado a costa del Estado, sueldos millonarios, bonos extraordinarios que no tienen ninguna justificación por la ineficiencia y las pérdidas colosales de este canal. Pero hay que proteger grupúsculos políticos y de poder a costa de la comunidad

Es lamentable que Piñera se hubiera visto obligado a promulgar esta nefasta ley, que permite que continúen lucrándose minorías que se aferran al poder para lograr beneficios ilícitos que tenemos que pagarlos todos los chilenos.

Como puede apreciarse, se trata de un fraude a la nación, con un certificado de legalidad contemplado en una ley especial. ¡Luchemos ahora, otra vez, por una gran reforma tributaria para los más necesitados! Es el cinismo y mentira glorificados.

Fernando Saenger Gianoni
Abogado

Etiquetas