Carta al director

La sal y el agua

Por: Diario Concepción | 05 de Abril 2018

Señor Director:

Según lo visto hasta la fecha, al parecer la oposición al actual gobierno, desde el centro demócrata cristiano hasta la extrema izquierda, representado por quizás quien, será del tipo negar la “sal y el agua”. Ya se anuncian interpelaciones ministeriales, calendarios de marchas elaborados por los “movimientos sociales”, como si supieran lo que va a ocurrir en el porvenir, más un clima generalizado de encontrar todo acto ejecutivo como contrario a los deseos de la gente (la cual votó mayoritariamente por el actual gobierno) y, por supuesto, con un ánimo de socavar el “legado” dejado como herencia por el gobierno pasado.

Desde mi perspectiva, esto de negar la sal y al agua es una muestra de pequeñez y egoísmo político; los calendarios de marchas sin contenido son un despotismo ideológico; y el famoso legado, a esta altura, un intento asfixiante de coartar la libertad individual, singular de cada sujeto, por un corset, por una prisión burocrática estatal, es decir, el legado, que yo rechazo, es un intento de transferir, en partes substanciales, el poder de la burguesía a manos de la burocracia.

Mauricio de Gilbert

Etiquetas