Carta al director

Desafíos de nuevas autoridades

Por: Diario Concepción | 02 de Marzo 2018

Señor Director:

Sin duda que la cuenta regresiva del cambio de Gobierno genera muchas noticias y expectativas para todos por cuanto los desafíos para las nuevas autoridades nacionales y regionales no son menores.

Por de pronto, los inmigrantes colombianos, venezolanos y sobretodo haitianos ya se ha convertido en un tema mayor pues, como dice el dicho popular “cuando un río suena, piedras trae” y podría convertirse en una piedra en el zapato en las gestiones de estas mismas futuras autoridades si no se aborda de manera integral y como política de Estado.

Ya es un hecho que, dada la permisiva Ley de Extranjería, se ha abusado de ella y tanto el Ejecutivo como el Legislativo poco y nada han mejorado esta situación, tanto que al ciudadano común puede preguntarse si ambos poderes lo consideran como un tema.

Por otro lado, desde la perspectiva de Salud Pública, la población inmigrante ha reactivado enfermedades que la población chilena había controlado, léase tuberculosis y lepra, como fue noticia hace un tiempo atrás.

No menor es que los informes oficiales de ONU indican que la población haitiana es la de mayor prevalencia de SIDA en América, y que a nuestro país ingresan sin ningún tipo de control o certificación de salud para luego, una vez llegado, atenderse de manera gratuita en los centros públicos de salud, financiados por todos los chilenos, y que el Minsal claramente no ha previsto para el presupuesto anual.

Cabe preguntarse qué pasará en el invierno que viene a la vuelta de la esquina, cuando las temperaturas lleguen a menos grados, las lluvias inunden nuestras calles y afecte a esta población que no está acostumbrada ni tiene las defensas para nuestro clima, pues ingresan como turista y que, en una curiosa vuelta alrededor de la plaza de armas, se convierten en trabajadores contratados para una empresa bruja, sin que ningún organismo fiscalizador reaccione, pero ya con permanencia indefinida.

Y esto último, si bien para los empresarios, especialmente MIPYME’s,  podría ser una oportunidad para reducir el ítem de salarios, conlleva otras aristas sociales no menores, pensando en los pocos cupos para los jardines de la JUNJI que podría conllevar a un nuevo absurdo como la tómbola para la educación, o una explosión de campamentos en zonas que se habían erradicado surgiendo un nuevo problema de demanda de viviendas y aumento de la pobreza.

Por lo anterior, como ciudadano común, queda tener esperanzas y confianza en las nuevas autoridades designadas, especialmente para nuestra Región, para que reciban iluminación, decidan sabiamente y con justicia, actúen con coraje, templanza y honestidad, tengan visión de futuro y vocación de servicio para abordar y superar éste y los muchos difíciles desafíos que llegarán.

 

Arnold Schirmer Prieto

Etiquetas