Carta al director

Uno mas uno no siempre es dos

Por: Diario Concepción | 28 de Noviembre 2017

Un concepto básico de la aritmética es que si sumamos una unidad más otra el resultado siempre serán dos unidades. Un principio tan obvio no se replica de la misma manera en los procesos electorales. Este ejercicio nos puede llevar a profundos errores al momento de intentar traspasar electores de un determinado candidato a otro.

Esta tema toma especial importancia en aquellos sistemas electorales que establecen mayorías absolutas y segunda vueltas para determinar cargos públicos, porque eventualmente debería haber transferencia de votos de un candidato a otro para determinar la victoria o derrota de uno de los que participen en el ballotage.

Este es el caso chileno en la elección de Presidente. El resultado del pasado 19 de Noviembre abre esta puerta que ha definido las elecciones presidenciales desde el año 1999. Muchos han planteado que el resultado estaría decidido con el sólo apoyo de ciertos líderes o partidos a determinado candidato y la suma de los votos que obtuvo en la primera vuelta, nada más alejado de la realidad.

Es un error señalar por ejemplo que todo el electorado de Goic y el Frente Amplio , así como el de José Antonio Kast votarán en segunda vuelta por Guillier o Piñera.

Las preferencias electorales se configuran por una serie de factores entre ellos la identidad política o la identidad partidaria. Los votos no son siempre traspasables y por eso mismo el resultado de esta elección es abierto e incierto.

Piñera corre con la ventaja de tener casi 15% de diferencia en la primera vuelta y esta más cerca de la meta del 50,01%, y es por eso que Guillier debe comenzar a captar más electores más allá de buscar simples acuerdos y alianzas con determinados líderes o partidos políticos.

Rodrigo Arellano Falcon
Vice Decano Facultad de Gobierno
Universidad del Desarrollo

Etiquetas