Carta al director

Mejorar la calidad del servicio de taxis

Por: Diario Concepción | 21 de Septiembre 2017

Cerca de 30 mil taxistas existen en la región Metropolitana y otros 10 mil, en el resto del país. Sin duda se trata de un rubro complejo porque se transportan miles de personas todos los días, y la competencia con las aplicaciones de autos particulares es alta.

Más allá de los conflictos, es importante decir que sí es posible mejorar la calidad del servicio de taxis, haciéndolo mucho más competitivo.

En primer lugar, es importante aumentar la fiscalización por parte del Ministerio de Transportes para retirar de las calles a los taxis ilegales. Existe un gran número de taxis clonados, pero que finalmente son delincuentes que usan este “traje” para cometer sus delitos. Ellos utilizan un auto particular del mismo color y modelo del original; lo pintan y reproducen su patente. Todos los fines de semanas, en los mismos lugares, están los mismos delincuentes estafando a turistas y pasajeros locales. Nadie dice nada.

Por eso debemos endurecer las penas con un fuerte compromiso del Estado. Se debería crear una figura similar a la del “ejercicio ilegal de la profesión”. Junto a ello hay que castigar fuertemente a quienes no respeten las tarifas reglamentarias, por ejemplo, a la salida de conciertos o con adulteraciones de taxímetros.

En ese mismo sentido, debería crearse una nueva licencia para la conducción de taxis, que sea distinta a la profesional que mete en el mismo saco al que conduce una ambulancia y al que transporta pasajeros. La formación debería estar compuesta, además de los tópicos obvios, por otros como primeros auxilios, servicio al cliente, inglés básico e historia y patrimonio local.

Por otro lado, el país poco a poco debería tender a contar con una flota de taxis que utilicen tecnologías más limpias, menos contaminantes. Con ayuda de un subsidio, se podría financiar el recambio los autos más antiguos a híbridos.

Asimismo, hay un tema de mentalidad. Los conductores de taxis deberán esforzarse en empatizar más con los pasajeros, que hoy valoran -al parecer más que antes- aspectos como poder elegir la emisora radial que los acompañará en su viaje, o subirse a autos más bien sobrios, al interior.

Chile, además, debe avanzar en métodos de pago, para que el uso del débito sea una realidad en todos los taxis; de manera física y a través de las aplicaciones. Hoy existen restricciones tecnológicas para que estas últimas, puedan acceder al sistema, permitiéndose sólo el pago con tarjeta de crédito, pero no todos las tienen.

La tecnología es clave para el funcionamiento del rubro. Aplicaciones como Easy Taxi han logrado que los pasajeros conozcan el nombre de quién los transportará, cuál es su calificación e incluso estimar la tarifa del tramo. Adicionalmente, los conductores con promedio 4,5 quedan bloqueados automáticamente, con el objetivo de entregar un servicio de calidad. Si bien no se puede obligar a todos los taxistas a usar esta aplicación, cerca del 50 ciento sí lo está haciendo, y han logrado aumentar sus ingresos sustancialmente, llegando un segmento de personas que no toma taxi en la calle.

 

Manuel Parraguez

Director ejecutivo de Easy Taxi

Etiquetas