Política

Intendente Rodrigo Díaz sobre la Región de Ñuble: “No es un divorcio, sino un hijo que se va de la casa”

Por: Marcelo Castro | 24 de Agosto 2017
Fotografía: Raphael Sierra P.

Críticas que no se esperaba recibió el intendente Rodrigo Díaz, durante el discurso inicial del foro de Erede que se realizó ayer en Suractivo. La actividad que reúne todos los años a los principales actores políticos, económicos y académicos de la Región partió con una dura queja al desempeño de la autoridad, puesto que los empresarios estiman que Díaz deja una región con 400 mil habitantes menos y que no crece económicamente.

Eso sí, el intendente niega de manera tajante esta situación y aduce que los números del Banco Central dicen otra cosa. En entrevista con Diario Concepción entregó estas cifras, y de paso, insistió en que se debe trabajar de forma unida con la nueva Región de Ñuble, puesto que ambas se necesitan de forma mutua.

– ¿Cómo califica que fue esta reunión con los empresarios?

– Ha sido de un crecimiento considerable, esto ha sido paso a paso y se ha logrado construir un encuentro muy similar al Enade, en donde existe una calidad de temas que son puestos sobre la mesas son muy relevantes. Acá participa gente de todos lados, por lo que termina siendo un punto de encuentro fundamental para crear reciprocidad y confianza con los distintos actores.

– Lo acusaron de entregar una región con menos población y en recesión, ¿cómo toma esas palabras?

– Esta es una región que tiene una estrategia clara hacia el futuro, que tiene una profunda acción realizadora, por lo que ya no tenemos que discutir si se reconstruirá un teatro en Chillán, o la construcción de un teatro Regional en el Bío Bío o si vamos a hacer el camino a Cabrero con doble pista, las cosas están hechas. Nosotros le dejamos a la futura administración una cantidad muy significativa de proyectos que le permitirán seguir una línea compatible con la vida de las personas. Yo me quedo con los datos del Banco Central, que dicen que el producto de la Región es mayor que el del país. Esos son datos concretos que nos permiten visualizar la economía de otra forma.

– Pero es una realidad que se entrega una región con menos habitantes, los números hablan de que no hay crecimiento en Bío Bío…

– Los números son del Banco Central, y hablan de que se crece más que en todo en país. Y sí, es cierto que no vamos a tener a la provincia de Ñuble como parte de la Región, pero la verdad es que nuestra apuesta es hacer una base que preste servicios logísticos en un espacio que va desde el Maule hasta Puerto Montt. Entonces, el nivel de incidencia es mayor y no tiene sentido esa discusión de si Ñuble se fue o no se fue, si no que por qué se fue Ñuble. Y la respuesta es clara, el Gran Concepción ha sido egoísta y ciega en los reclamos de las otras personas. Esto nos lleva, a que debemos hacer una estrategia regional y a la gente de Ñuble no se le puede tratar como si estuviéramos en un divorcio, sino, cuando el hijo de va de la casa y uno lo sigue queriendo y trabajando con el.

-Hay parlamentarios de la zona que piensan que esto sí es un divorcio y que el Bío Bío es el enemigo de Ñuble.

– Yo no escuché a nadie decir que el Bío Bío es un enemigo, al revés, todo lo contrario, se admiraban como habíamos generado una estrategia regional de desarrollo que plantean distintos actores.

– Entonces, usted concuerda con lo que dice Corbiobío, sobre un trabajo conjunto con Ñuble y en forma de una macroregión con Maule y la Araucanía.

– Nosotros debemos ser líderes de una macroregión que también incluya a Los Ríos y Los Lagos e integrados con Neuquén y ese es nuestro desafío. Así que más que perder el tiempo quejándose de las cosas, yo prefiero ocuparlo en construir los acuerdos que nos permite la legislación. Hay que sacarse las anteojeras de Concepción y mirar cómo generamos valor compartido.

– O como dijo usted la semana pasada “dejar de mirarnos el ombligo”…

– No es muy útil mirarse el ombligo, porque se tiene un riesgo muy alto de tropezarse.

– Con Ñuble hay que trabajar una estrategia conjunta o ¿con lineamientos comunes?

– Ambos nos necesitamos, no que Ñuble dependa del Bío Bío, tenemos identidades distintas, pero una historia común que nos hace acercarnos. Tenemos que buscar los puntos de encuentro y de complementariedad, lo que quedará claro cuando existe una estrategia regional en Ñuble. Tenemos que buscar puntos de unión, con cariño filial, con Ñuble, pero también con las otras regiones.

Etiquetas