Opinión

El sueldo de Bío Bío en problemas

Por: Diario Concepción | 12 de Septiembre 2017
Fotografía: Diario Concepción

Por: Renato Segura

Que el cobre es el sueldo de Chile, qué duda cabe. Un cambio favorable en el mercado del metal tiene impacto directo en la actividad económica nacional. Mientras en el 2016 el precio de la libra superó levemente los US$2, en lo que va del presente año el valor ha roto la barrera de los US$3, con un promedio en lo que va del año de US$2,67.

El índice mensual de actividad económica (Imacec) no quedó indiferente al nuevo escenario del cobre. El 2,8% de variación del indicador de julio de 2017, es una evidencia más de la alta dependencia de la economía chilena respecto del mercado del metal rojo. Siendo la industria de la celulosa para la Región lo que es el cobre para el país, ¿la celulosa se constituye en el sueldo de Bío Bío?

El buen comportamiento de la evolución del precio de la celulosa ha llevado a los agentes inversores a apostar por un aumento en el precio de las acciones de las empresas de la industria. Durante el primer semestre de 2017, el precio de la celulosa de fibra larga aumento en 8,75% (Fuente: Bloomberg). No son pocos los analistas que proyectan precios, de dicho commodity, encumbrándose a los US$900 la tonelada.

Sin embargo, a diferencia de lo que ocurre con el Imacec a nivel nacional frente al mayor precio del cobre, el índice de actividad económica regional (Inacer) no se inmuta frente a la bonanza del precio de la celulosa.

¿Por qué ocurre dicha asimetría? Fundamentalmente porque, a diferencia de lo que ocurre en la industria minera, la industria de la celulosa opera a plena capacidad (máximo nivel de eficiencia), independiente del ciclo de precios del commodity. Si a lo anterior le adicionamos que no se avizora en el horizonte inversiones para aumentar la capacidad instalada, definitivamente la actividad más importante del Bío Bío está muy distante de considerarse el sueldo de la Región.

¿Dónde se origina el sueldo local? Fundamentalmente de las actividades productivas de la industria de bienes de exportación. Y en este ámbito, el sueldo regional comienza a precarizarse junto a la apreciación del peso chileno frente a la mejora de los términos de intercambio que genera el mayor precio del cobre.

La enfermedad holandesa, es un término ampliamente conocido por las empresas exportadoras de la región quienes, con una moneda local que se aprecia, observan una fuerte caída en su competitividad frente al comercio mundial, lo que reduce de manera dramática el sueldo de la región. Es en esta recurrente coyuntura, la necesidad que la Región del Bío Bío construya un modelo exportador de empresas livianas con alto nivel tecnológico.

Etiquetas