Carta al director

Legítima defensa

Por: Diario Concepción | 19 de Julio 2017

Señor Director:

Recientemente un subcomisario de la PDI, fue objeto de un robo con intimidación por parte de un grupo de delincuentes armados. No estaba solo, como detective está obligado a actuar y es más al ser víctima con mayor razón, el hizo lo que corresponde y para el efecto utilizó el arma que el estado le entrega para cumplir su servicio profesional. Como resultado de su accionar, un delincuente murió y otro resultó herido, los delincuentes saben a lo que se exponen y para ellos son simples gajes del oficio.

Conocida la noticia de la detención del subcomisario, la ciudadanía se molestó y ello se viralizó en las redes sociales, por cierto la gente no entendía el porqué se detenía a quien fue víctima de un delito y que por cierto se defendió. Mala suerte para los delincuentes que se enfrentaron a una víctima preparada y armada, y que por su profesión maneja armas a la perfección.

Para todos la legítima defensa es clara: el subcomisario estaba en desventaja numérica, los delincuentes actuaban fuertemente armados, su profesión lo obliga a actuar y en este caso no en defensa de otros sino que propia.Por lo mismo, me extraña la decisión del fiscal que esperó que un juez conceda la libertad y con apercibimiento de citación. Acaso una persona por ser detective debe dejarse asaltar y sin tener derecho a defenderse. El detective hizo lo que todo persona en su sano juicio haría, y por ello que ha contado con pleno y multitudinario apoyo ciudadano.

Alberto Contreras Silva

Etiquetas