Política

Brexit y Latinoamérica bajo la lupa de Paulina Astroza y Lucía Dammert

Las académicas Paulina Astroza y Lucía Dammert conversaron con Diario Concepción sobre el panorama actual a éste y al otro lado del charco, en semanas de alta convulsión y con un futuro aún incierto.

Por: Marcelo Castro | 17 de Marzo 2019
Fotografía: Carolina Echagüe M.

Si algo tienen en común por estos días Europa y Latinoamérica, además del tema migratrorio, es que están viviendo una época de cambios y turbulencias. Así, mientras Europa sufre ante la indecisión del Reino Unido con el futuro del Brexit y las distintas votaciones que vivió esta semana Theresa May, nuestro vecindario sigue enredado entre la crisis humanitaria de Venezuela y sus dos presidentes, el ascenso de Bolsonaro y la extrema derecha en Brasil y la grieta, cada vez más profunda en Argentina.

Las expertas en temas internacionales y académicas de la Universidad de Concepción, la abogada Paulina Astroza y de la Usach,  la socióloga Lucía Dammert, abordaron estos temas en una charla organizada por la Cámara de la Producción y el Comercio de Concepción realizada el jueves en el Centro Español,  y tras ella, continuaron el análisis en conversación  con Diario Concepción.

-¿Europa está preparada para este “divorcio” que es el Brexit?

– Paulina Astroza (PA) – Es cierto que a medida que el 29 de marzo se acercaba y que los británicos no tienen mayoría para nada, los estados europeos empezaron a tomar medidas ante una posible salida sin acuerdo. Estás van desde contratar más personal, sobre todo pensando en que va a haber una frontera y se van a romper las cadenas de exportación. Hay 45 años de vinculaciones en muchos ámbitos, desde la educación hasta el comercio, pasando por el espacio aéreo.

Lucía Dammert (LD) – Eso es lo interesante de este proceso, es que falta mucho por definirse, hay una utilización de la ciudadanía y un escenario líquido. Lo único claro es que la salida de la Unión va a traer costos significativos para todos.

 -Ocupando la misma analogía del principio, ¿este es un divorcio sin separación de bienes?

– (PA) – Sí, es la típica situación en donde hay perdedores en ambas partes. Unos más que otros, el mayor impacto lo va a tener Reino Unido, mientras que hay otros países de Europa como Bélgica, Holanda e Irlanda del Sur, que son los más complicados por sus relaciones comerciales.

-Londres está dejando de ser la capital económica de Europa…

– (LD) –Londres queda muy desaventajado, por algo los habitantes de esa ciudad votaron por quedarse en la Unión Europea. Esto es un matrimonio, en donde un externo interesado le puso leña al fuego en aquellas zonas donde había desavenencias y una parte pensó en salir, de paso, se pierden los status de privilegios que tiene Londres.

– (PA) –Desde el punto de vista financiero se pierde el mercado interior, se pierde una creación de Margaret Thatcher, que permite ciertas condiciones. Ellos critican la libertad de personas, pero aman la libertad de capitales y servicios, por algo son el centro financiero y al salirse pierden toda esa ventaja.

-¿Podría zozobrar Gran Bretaña?

– (PA) –El Reino Unido va a seguir existiendo, pero existen riesgos claros de tensión que pueden generar problemas y uno de esos es Escocia, ya que puede haber un segundo referéndum, mientras que Irlanda del Norte está planteando reunificarse. Estamos hablando de procesos políticos complejísimos que pueden ocurrir.

-¿Qué podemos esperar de Theresa May?

– (LD) -¡Pobre Theresa May!

– (PA) -Pensé que iba a durar menos de lo que duró, ella asumió cuando dimitió David Cameron con una mochila pesadísima, puesto que era partidaria de quedarse en la Unión Europea. Está complicada en los dos partidos más importantes y yo creo que tiene los días contados, puede que cuando haya cierta luz tenga que dimitir, el problema es quién la va a suceder.

–  (LD) – Es interesante el rol que ha tenido, ha negociado y negociado, mientras pierde su propia legitimidad.

Los errores de Cúcuta

-¿Qué tan bueno fue el viaje de los presidentes a Cúcuta?

– (LD) –Depende de lo que ellos hayan querido ir buscando, hay algunos presidentes como Duque, Piñera y otros buscaron hacer política interna tratando de mostrar que estaban terminando con la izquierda en sus países. Lo que pasó en Cúcuta fue que quedó evidente que quien gobierna en Venezuela es Maduro y que no se sabe qué pasó con la ayuda humanitaria. Las relaciones internacionales no son puro show, hay simbolismos, diplomacia que Cúcuta no logró.

(PA) -Queda la sospecha que fue por política interna de los estados, más que por ayudar a los venezolanos y ahí es donde hay que poner atención ya que hay reglas en el derecho internacional

La grieta, los cuadernos y el helicóptero

-Hay un Macri que prometió mucho en 2015, pero las cifras económicas no lo acompañan

(LD) –Macri va a ser el primer presidente no peronista en terminar su periodo presidencial y lo van a dejar terminar. En este caso, hay un paralelismo con el primer Gobierno de Piñera, ya que había cierta soberbia por parte del equipo de Macri, al pensar que era pura tecnocracia, lo que se refleja en las decisiones económicas, se han tomado decisiones apuradas. Y lo segundo, no se tomó el peso a la sociedad civil y el presidente ha ido perdiendo a la clase media y hay que esperar si surge un tercer en juego. Gobernar Argentina no es sólo tecnocracia y un ejemplo de eso es que las provincias deciden desacoplar sus elecciones de la presidencial.

-¿Argentina aprendió las lecciones del 2001, cuando De La Rúa sale de Casa Rosada escapando en un helicóptero?

– (LD) –Esa salida fue grave, pero ahora Macri enfrenta un peronismo dividido, por lo que no es tan fuerte y ellos tienen una capacidad de ser oposición muy fuerte. Al estar divididos, hoy vemos un cierto manejo del macrismo y un desarrollo del gobierno.

¿En octubre podríamos tener a Cristina Fernández de Kirchner presidenta?

(LD) -No creo, por motivos diversos ella va a empujar para estar en la primera línea, pero hoy en día es complejo que gane. Hay que ver la negociación que se va a llevar a cabo con el peronismo no kirchnerista y las provincias, pero encuentro que en un debate Kirchner Macri, es posible que la población se incline por el macrismo, netamente por el tema de la corrupción.

Etiquetas