Política

Jacqueline Van Rysselberghe y el porqué de su posicionamiento internacional

La senadora del Bío Bío ha sabido capitalizar mediáticamente sus encuentros con Jair Bolsonaro y Juan Guaidó, y si bien se presta para análisis electorales, en el gremialismo apuntan al fortalecimiento de su figura al interior del partido.

Por: Ángel Rogel | 03 de Marzo 2019
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Sólo un día después de la visita del Presidente Sebastián Piñera a la provincia de Concepción, el pasado miércoles 27 de febrero, la senadora del Bío Bío y timonel nacional de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, sorprendió a los medios anunciando un viaje a Brasil para reunirse con el autodenominado presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó.

Fue el segundo viaje fuera del país de la congresista con connotaciones mediáticas. En octubre del año pasado, la gremialista se reunió con el entonces controvertido candidato y hoy presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, incluso, adelantándose, a ojos del sector, a la ex carta presidencial, José Antonio Kast.

Más allá de sus declaraciones referidas a situaciones del ámbito interno, la ex alcaldesa de Concepción ha logrado capitalizar de buena forma, en su sector, ambas excursiones en el extranjero. Lo que, por cierto, llama la atención pensando en el futuro inmediato. ¿El inicio de una carrera hacia La Moneda? Tal vez. Lo anterior, considerando que ya en 2006, cuando fue una de las votaciones más altas del país en las elecciones de ese año, la totalidad de los diputados gremialistas del Bío Bío la levantaron como posible carta. Pero, al parecer, no. Los tiempos cambian y en la UDI sostienen que son otros los objetivos de la senadora.

“No se ha planteado nada de esas características, nuestro foco como partido está puesto en otra dirección. Sin embargo, nos parece importante ser claros en apoyar en proceso en la recuperación de la democracia que vive Venezuela”, comentó el presidente regional del partido, Alejandro Reyes.

De hecho, el dirigente comentó que el viaje de la senadora obedecía al “compromiso irrestricto de Chile y la UDI a la democracia y los derechos humanos” y a “recoger en primera fuente” el mensaje de Guaidó.

El secretario general del partido, Jorge Fuentes, tuvo una explicación un tanto más técnica. “Lo que pasa es que, desde el último año de su anterior mandato, la presidenta reactivó su rol en la Upla, la Unión de Partido Latinoamericanos de Centro Derecha. La UDI siempre había tenido una activa participación, pero en los últimos años eso había decantado”, sostuvo.

Fuentes, por cierto, coincidió en lo planteado por Reyes. Fuentes al interior del partido, que prefirieron omitir sus nombres, coincidieron en que no existen afanes presidencialistas de la senadora. De hecho, las recientes encuestas no son benevolentes con la senadora y son otras las figuras de la UDI que asoman como presidenciables, el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, sin ir más lejos.

Se manifiesta, además, que la senadora sólo busca el mejor posicionamiento del partido, incluso, por las dudas de quienes al interior de la colectividad ven a su equipo en la mesa nacional, como débiles.

Datos aparte, respecto a la visión de Van Rysselberghe, cuentan, tiene que ver con ser una de las pocas congresistas, sino la única, que tiene en su equipo en el Congreso a una persona encargada de ser nexo con el “pueblo evangélico”.

“Se trata de una persona hábil, astuta. Siempre ha tenido la capacidad de leer bien el escenario político. Se anticipa de buena forma. Sabe crear escenarios”, comentó el consejero regional, Luis Santibáñez.

Etiquetas