Política

Lo bueno, lo malo, lo feo y los desafíos del intendente Jorge Ulloa

La autoridad hizo un repaso de su gestión, que tuvo alto y bajos. Dificultades en los nombramientos de los seremis, conflictos internos de los partidos y la drástica rebaja de presupuesto fueron alguna de las vicisitudes que vivió Jorge Ulloa entre el 11 de marzo y el 31 de diciembre de 2018. Además, proyectó lo que podría ser el año venidero para la Región del Bío Bío.

Por: Marcelo Castro | 30 de Diciembre 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Lo bueno

-Las ganas de estos hombres y mujeres de hacer bien las cosas, por cierto, podemos equivocarnos, pero queremos concretar un programa de gobierno nacional y regional, con ejes y eso es un privilegio. Aquí habían materias en las que no se avanzó y ahora sí, por ejemplo, con la ruta Pie de Monte, el Puente Industrial, necesitamos hacer crecer a la Región. Hace 10 años que Lota no construía vivienda y ahí está el proyecto de Lota Green.

-¿Estamos hablando de buenos deseos?

– No pues, el puente industrial ya se votó, la ruta Pie de Monte está definiendo su trazado, se está avanzando, se están haciendo cosas, acá no nos estamos quedando en los estudios. Estamos haciendo cosas, no sólo en el dibujo.

-En materia de conectividad tienen el punto negro del Puente Chacabuco?

-No, nosotros recibimos el puente sin el atravieso, y a mediados de año eso va a estar y con una oreja.

-Pero no llegará a Chacabuco

-Ese es el proyecto completo, en 4 o 5 años no se hizo nada y nosotros vamos a dejar el 75% del proyecto operativo, efectivamente, nos va a faltar llegar a Chacabuco y eso tendrá que venir en una última etapa.

Desafíos para 2019

En la Estrategia Regional de Desarrollo (ERD) tenemos lo grueso hecho, tenemos que redefinirla tras la salida de Ñuble.

-¿Hay algún plazo?

-No, los plazos hay que fijarlos sobre la necesidad. Nosotros estamos en un proceso de internacionalización, el próximo año vamos a tener a los ministros de Economía de todo el Asia Pacífico en el Bío Bío, además del Rally. Los ojos del mundo van a estar en nuestra zona.

-Para esa fecha la ERD estará lista y apuntando hacia los puertos y con directrices desde Economía?

-Es la Región completa la que tiene sentado el desarrollo logístico portuario, estamos en la cruzada para lograr vuelos internacionales directos como capital de turismo de negocios en Chile. Actualmente, tenemos 10.000 camas.

-¿Hay algún otro desafío?

-Nosotros estamos llenos de desafíos en distintos ámbitos, el Presidente Piñera nos ha pedido dedicarnos a las urgencias sociales. Se ha pedido priorizar estos cinco acuerdos sin olvidar estos problemas que aquejan a la zona.

Isidoro Valenzuela M.

Lo feo

-Lo feo es, tal vez, la mayor cantidad de esfuerzos por unir partes, eso es feo, generar movimientos, paros, cuando no se han terminado todas las instancias. Antes de conversar, ya hay una ruptura.

-Dentro de lo feo pueden entrar estas disputas políticas de la coalición gobernante.

-Por cierto, dentro de esto calzan todas las disputas de las dos coaliciones, no son saludables, no le hace bien a la democracia.

-¿Hay una autocrítica por los primeros nombramientos de seremis?

-Por supuesto, yo creo que ese alguien que no es capaz de hacerse una autocrítica no está bien, y en política, hay que hacerla todos los días. Uno siempre puede mejorar, nosotros tuvimos un par de fallas, siguiendo lo que se había hecho, y lo que se había hecho estaba mal. Antes no se reparaba en cumplir todos los requisitos.

– ¿Usted cuenta con la confianza del Presidente Piñera?

-Si no contara con ella, tenga claro, que yo no sería intendente.

-¿Hasta cuándo cree usted que podría contar con ella?

-Esa respuesta la tiene el presidente, por cierto, es una autoridad que para Chile es un lujo, que sabe lo que pasa en las regiones y los presupuestos de los proyectos.

-El Presidente habló de que la libertad de expresión en la coalición gobernante tiene límites, ¿usted los compartes?

-Esa es una apreciación que tiene su excelencia, Chile Vamos es un abanico muy amplio y naturalmente, todos acordamos que el modelo democrático es lo que queremos para Chile, independiente de lo que ocurrió en el pasado. Chile es una república democrática.

-¿Usted votaría por José Antonio Kast?

-Lo natural sería que vote por alguien de Chile Vamos, si el compite por la coalición votó por él.

-En lo malo ¿entra la situación del presupuesto?

-Yo diría que no, nosotros tuvimos una merma esperada, ya que de ese presupuesto surgen dos regiones y quien cree que lo lógico era mantenerlo está equivocado. Nuestra merma fue menor, y para revertirla se la jugaron todos y hoy tenemos un presupuesto más que razonable.

Lo Malo

-Para mi gusto sería la violencia rural, lo reflejo en el compatriota hospitalizado grave, en los hogares quemados, en las pequeñas parcelas que han tenido que ser abandonadas, porque los dueños han sido expulsados.

-¿Qué se está haciendo a nivel de Gobierno? pensando que usted siempre ha llamado al diálogo.

-No nos vamos a cansar en el llamado al diálogo, hay que acercar posiciones por muy disonantes que sean. El diálogo es la única forma para que la democracia funcione y nosotros como Gobierno estamos haciendo todo lo que nos permite la ley. Hemos conversado con la fiscal regional para que ellos puedan cumplir con el servicio que se les ha encomendado.

-¿La Fiscalía cuenta con las herramientas suficientes para el combate de estos ilícitos?

-Yo creo que la Fiscalía cuenta con todo lo que la ley le ha asignado, podemos mejorar algo. Yo creo que la fiscalía está haciendo su trabajo como corresponde

-¿Cómo puede ayudar la salida del comando especial a que nuevos hechos de violencia no ocurran?

-Este equipo táctico tenía ciertas funciones y se retiran con el propósito de propiciar el diálogo. Nosotros vamos a mantener las fuerzas policiales donde tengas que estar por mandato de la ley, además son para asegurar la paz y han restado un servicio notable, pero hay personas que han generado un daño notable.

-¿Cuánto puede afectar al Gobierno lo ocurrido en Carabineros?

-Esto nos afecta a todos, ya que se pierde la confianza. Estos pequeños grupos dañan la fe pública.

Etiquetas