Política

¿Dedicación preferente? La batalla que viene para los consejeros regionales

Durante la semana, la instancia gremial se reunió con la Subdere, y junto con abordar su inquietud por la agenda descentralizadora del Gobierno, analizó el futuro de su propio trabajo que cada día demanda más preocupación.

Por: Ángel Rogel | 09 de Septiembre 2018
Fotografía: Carolina Echagüe M.

Aunque criticados, y catalogados como insuficientes (incluso por entidades y líderes regionalistas), fueron varios los avances en materia de descentralización durante la última administración de la Presidenta Michelle Bachelet. La elección de gobernadores regionales y la ley de fortalecimiento de las regiones (o también conocida como de traspaso de competencias), están entre ellas.

Como se sabe la primera elección de gobernadores se concretará en 2020 y, en algunos partidos los nombres ya han comenzado a sonar, Eric Aedo y el ex intendente Rodrigo Díaz  en  la DC; Enrique Inostroza y René Carvajal, en el PS; y Flor Weisse, en la UDI, por nombrar a algunos. No obstante, poco y nada ha ocurrido con el traspaso de competencias.

De hecho, en el proyecto de fortalecimiento de las regiones, junto con las nuevas atribuciones que tendrán los consejeros regionales (cores), se específica que tendrán que votar glosas presupuestarias, y a la fecha siguen votando iniciativas individuales (en la iniciativa se especifica que hay proyectos que se votan en su mérito, en particular, los que superen las 7 mil UTM).

El proceso de traspasos de competencias, desde los ministerios al Gobierno Regional y la creación de nuevas divisiones tampoco han comenzado, y se supone que deberían entrar en vigencia en enero de 2019, según fuentes oficialistas.

Reunión de Ancore

Todo lo anterior, así como una propuesta de dedicación preferente o exclusiva, son parte de las preocupaciones de la Asociación Nacional de Consejeros Regionales (Ancore), quienes durante la semana sostuvieron una reunión – encuentro de trabajo con la subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere), en Santiago. En la oportunidad, además, manifestaron su inquietud por la ausencia de una agenda en torno a la materia por parte de la actual administración.

A través de una declaración pública, la instancia política comentó que el intendente, los cores, y “mañana los gobernadores, son el corazón del gobierno en las regiones” y es por ello que deben estar en contacto con las comunidades, los territorios y sus problemas.

Ello, sostiene el escrito, “efectivamente no es deseable que los consejeros y consejeras dependan de rentas provenientes de otros órganos, proponiendo que los consejeros tengan una dedicación preferente. El ideal es que los consejeros regionales dediquen tiempo completo a su función y perciban por ella un ingreso similar a otras autoridades regionales designadas por el gobierno central”.

La core del PC y directora de Ancore, Tania Concha, apuntó a la exclusividad. “Hay muchos que trabajan, incluso, en servicio públicos, y hay muchos casos en que hay que inhabilitarse. Si nos vamos a dedicar por completo al tema, hay que asegurar ciertas cosas también”, sostuvo.

Dijo que hace algunos años se sabía poco del trabajo de los cores, pero hoy se sabe, por ejemplo, que es un trabajo “muy técnico”, por lo que “hay que estar aprendiendo constantemente, incluso de manera autodidacta”.

Pero eso no es todo. “A veces no nos damos cuenta, pero estamos trabajando dos días de comisiones, y a veces tres. Eso, además, considerando que muchas veces los colegas no pueden asistir por temas laborales”. Lo anterior, dijo, trae complicaciones considerando la baja reelección de representantes.

Consultado al respecto, el core de la UDI, Jaime Vásquez, explicó que lo que se ha planteado en la dedicación “preferente”, lo que tiene que ver con la incompatibilidad con el cargo, si se realiza una actividad que esté ligada, de una u otra forma, ligada al gobierno regional.

Agregó: “Lo ideal es que le dediquemos tiempo completo a nuestra labor de consejeros regionales, entendiendo las necesidades y que estamos pidiendo traspaso de competencias. Lo anterior, significaría poder hacer una labor mucho mejor que la que hacemos, y eso significa que tener más tiempo. Pero hay quienes sostienen que la dedicación pudiera ser preferente”.

En su encuentro nacional, por cierto, la instancia gremial ahondó en la necesidad de que vaya creciendo el Fndr, para que las decisiones se tomen en los territorios y no en Santiago (“estimamos que este debe ser de libre disposición y distribución de los gobiernos regionales y no del gobierno central que ya decide más de un 90% de la inversión total regional.

Etiquetas