Política

Con salida de seremis parten ajustes en Gobierno Regional del Bío Bío

A las autoridades que emigraron a Ñuble, se suman los problemas de instalación de Corfo en la nueva región, y las versiones sobre la posible salida de la máxima autoridad del Bío Bío.

Por: Ángel Rogel | 08 de Septiembre 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

¿Días de cambio en el Gobierno Regional? Sí, la instalación definitiva de la Región de Ñuble, ha generado algunas alteraciones en el orden que hasta ahora tenían algunas reparticiones en el Bío Bío, como la seremi de Agricultura o la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi).

A lo anterior se suman los problemas internos en Corfo, lo que ha impedido la instalación de la corporación en Ñuble (hasta ahora solo cuenta con una secretaria y un abogado) y, lo más reciente, la salida de los dos seremis de Energía que ayer confirmó de visita en Cabrero, el subsecretario de la cartera, Ricardo Irarrázabal.

“Hay un proceso natural en los distintos ministerios, luego de transcurrido un poco más de seis meses en los cargos, y hay una evaluación respecto al funcionamiento de las seremis (…). En ese sentido, efectivamente se les solicitó la renuncia a ambos seremis, pero con la finalidad de poder buscar rápidamente a alguien que pueda llevar adelante estas labores que son tan importantes no solo para las regiones, sino también para el país”, dijo.

Los cambios

Las autoridades desvinculadas son Rodrigo Torres, en Bío Bío, y Gustavo Pinto, en Ñuble, ambos cercanos al diputado de RN del Distrito 19, Frank Sauerbaum.

El primero, también militante de RN, ya había ejercido el cargo en la anterior administración del Presidente Piñera y había asumido luego que el primer designado, Walter Rodríguez, fuera inhabilitado pues sus antecedentes laborales eran incompatibles con el cargo.

La salida de Pinto, que fue militante de RN y uno de los fundadores de Amplitud en Bío Bío, es la que más llamó la atención pues alcanzó a estar sólo un día en el cargo. Consultado al respecto, el subsecretario, dijo que el mencionado también había sido objeto de evaluación, considerando que llevaba “hace tiempo” como delegado provincial.

Entonces, ¿cómo se explica que haya sido asumido como seremi solo un día? ¿No habría sido mejor no ratificarlo en el cargo, en vez de sacarlo un día después de su asunción? Las interrogantes tendrían respuesta en un solo concepto: conflicto de intereses.

Sí, porque tanto la salida de Pinto como la de Torres tendría relación con la participación de ambos en la empresa Misa Group, que presta asesorías, relaciones públicas y realiza consultarías a empresas del rubro energético y minero. Lo anterior, según la página web de la firma.

Torres no había manifestado en su declaración de intereses y patrimonio su presencia en la firma.

Pero eso no sería todo. Torres participaría de la sociedad de Planta Bío – E Ñuble (de la cual también participa el diputado Sauerbaum), responsable de la operación de la central de biomasa, Planta Bioenergía Ñuble, que se emplazará en Coelemu. De hecho, hasta antes de su nombramiento como seremi, oficiaba como gerente general de la empresa.

Fuentes del oficialismo, contaron además que el ahora ex seremi del Bío Bío tampoco supo explicar un depósito por más de $51 millones 700 mil, efectuado por un subalterno, Néstor Vigueras (ex militante de RN). Este último, funcionario de la seremi, también estuvo en la lista “de posibles” a ocupar el cargo de secretario ministerial, donde era apoyado por el diputado del Distrito 20, Leonidas Romero.

Así las cosas, ambas regiones quedaron sin seremis de Energía. En lo inmediato, asumieron en los cargos, como interinos, el representante de Minería, Oscar Muñoz, en el caso de Bío Bío; y el de Economía, Roger Cisterna, en el caso de Ñuble.

Otros casos

Pero también hubo cambios en Agricultura, pues Ruy Fernando Bórquez asumió en Ñuble. En su reemplazo entraría al gabinete regional, Eduardo Jeria, coordinador de la zona de rezago en Arauco.

En la Onemi, Gilda Grandón, dejó vacante el cargo en Bío Bío, pues asumió en Ñuble, vía Alta Dirección Pública (ADP).

A ellos se suma el complejo escenario en Corfo, donde el jueves se desvinculó a cuatro funcionarios del Comité de Desarrollo Productivo Regional, entre ellos, Mario Puentes, subdirector de Innovación. El punto es que a Ñuble deberían haberse traslado 12 funcionarios, pero no hubo acuerdo entre el sindicato y la dirección regional.

En las últimas semanas estos ajustes han generado abono para una serie de trascendidos que se relacionan con la continuidad del actual intendente del Bío Bío, Jorge Ulloa. Las especulaciones, algunas provenientes de Santiago, apuntan a su eventual salida a fin de mes, junto a otros intendentes del país. Fuentes oficialistas aseguraron que hubo un momento que se pudieron producir cambios, pero estos finalmente no se efectuaron.

Etiquetas