Política

División de la Región del Bío Bío y las dudas sobre la Estrategia Regional de Desarrollo

Aunque hay opiniones diversas, también existen coincidencias en que habrá que pensar en un nuevo escenario con sólo tres provincias. No obstante, el documento aún vigente, cuenta con un apartado que considera la entrada en vigencia de la nueva región.

Por: Ángel Rogel | 01 de Julio 2018
Fotografía: Archivo

A inicios de esta semana que ya termina, se reunieron en la Intendencia dirigentes políticos de doce partidos legalmente constituidos en la Región, tras una invitación cursada por la máxima autoridad del Bío Bío, Jorge Ulloa.

Tal como lo manifestó el último, la cita tenía por objetivo intercambiar ideas y visiones de la Región, además de manifestar que la actual administración tendrá una política de puertas abiertas.

No obstante, al término de la reunión Ulloa comentó que uno de los puntos que más debate y opiniones generó fue el futuro de la actual Estrategia Regional de Desarrollo (ERD) 2015-2030.

“No estamos hablando de partir de cero. Las sociedades no parten con un gobierno, pero lo que tenemos que hacer, a partir de un hecho cierto, la separación de una parte de la Región desde el punto de vista geográfico y físico, considerar una readecuación e intentar incorporar alguna dimensión en la Estrategia”, manifestó el intendente del Bío Bío.

En la oportunidad, la autoridad agregó que “ha sido bastante relevante escuchar las distintas opiniones, todos con el mayor respeto, y desde luego ha sido muy importante la presencia de todos ellos. A todos nos importa la Región, respetando nuestras diferencias (…). No podemos comenzar de cero y en eso coincidimos todos”.

Lo curioso, al menos, es que si bien hay diferencias respecto de lo que debe pasar con el instrumento de planificación regional, considerando la entrada en vigencia de la nueva Región de Ñuble a partir de septiembre (cambiar, modificar o ajustar, son algunos de los verbos utilizados), existe un apartado en el documento que, justamente, hace mención al nuevo territorio administrativo.

En la página 61, bajo el título “Acerca de la nueva Región de Ñuble”, la estrategia aún vigente dice que el nuevo territorio fue considerado en la medición y que “para la futura Región de Ñuble constituirán un insumo útil para el diseño de sus propios instrumentos de planificación”.

Se agrega en el documento que “como Región del Bío Bío nos comprometemos con el éxito del proceso de constitución de la nueva Región de Ñuble, mediante el aporte de los recursos materiales y humanos que sean necesarios. Estamos convencidos que no sólo tenemos un pasado común, sino también compartimos un mismo destino, dada nuestra relación de cercanía y complementariedad territorial, cultural, social, logística y productiva. Ñuble y Bío Bío seguirán siendo juntas parte esencial del alma y centro de Chile”.

Opiniones

No obstante, la discusión está instalada.

Uno de los dirigentes políticos que asistió a la reunión, fue el presidente regional del PPD, Bernardo Daroch, quien también fue consejero regional (core) y, en esa calidad, participó de la creación de la ERD 2008 – 2015.

“Las estrategias son grandes líneas de trabajo sobre las cuales se deben guiar las estructuras públicas y de Gobierno. En ese ámbito el trabajo que se realizó, se entiende como el carril por el cual debieran pasar las decisiones de gobiernos locales”, comentó el dirigente.

Agregó que para los partidos de la oposición, específicamente los integrantes de la ex Nueva Mayoría, el instrumento aún en vigencia “tiene que ver con una mirada de largo aliento”.

“Hay que recordar que fue absolutamente participativa, con la realización de varios eventos y moderados por los equipos técnicos de la Universidad del Bío Bío (UBB). En ese ámbito, nos da confianza y creemos que se desarrolló un buen trabajo”, manifestó.

Otro dirigente opositor que fue parte de la reunión fue el actual timonel del PR, Javier Belloy.

El radical, que fue consejero regional durante la confección del instrumento surgido en la administración del intendente Rodrigo Díaz, fue más categórico.

“No podemos aceptar un cambio a la Estrategia Regional de Desarrollo, porque no es del Gobierno de Michelle Bachelet o del ex intendente Díaz, es de la Región”, manifestó el dirigente radical.

Solo ajustes

“En virtud de la creación de la Región de Ñuble y su separación de nuestra Región del Bío Bío, es necesario hacer un replanteamiento de cómo va a ser enfocado el desarrollo regional con las tres provincias que se mantienen. Es positivo poder actualizar la Estrategia”.

La frase anterior es de la actual presidenta del Consejo Regional (Core), Flor Weisse, quien también considera necesario realizar ajustes a la denominada carta de navegación regional.

“Está vigente la actual y veo que se pueden hacer ajustes, en algunos casos se pueden hacer cambios de fondo y en otros no tanto”, comentó.

Eduardo Muñoz (DC) era el presidente del Core al momento que concluyó el trabajo de la actual estrategia.

“La ERD es un instrumento de planificación y como tal, obviamente, siempre va a estar sujeto a revisión. En el transcurso de los años se van suscitando hechos, ya sea por causas naturales o por decisiones administrativas, que alteran los planes pensados para un determinado territorio. Por eso, yo no me cierro a la posibilidad de que se tenga que revisar, sobre todo, por la creación de la Región de Ñuble”, comentó el ex timonel del Core.

No obstante lo anterior, dijo que dicha revisión debía abocarse a temas puntuales y mantener lo que ya está establecido como hoja de ruta para 15 años.

“Se hizo un trabajo serio, participativo… Fue un trabajo acabado. Creo que lo que hay que hacer ahora es acomodar a la nueva realidad que significa tener una región con tres provincias y no con cuatro. No estaría de acuerdo si se hace un borrón y cuenta nueva”, manifestó.

Muñoz, fue presidente del Consejo dos años, en el primer periodo que los representantes de la instancia fueron elegidos por voto popular. Sin embargo, antes estuvo cinco años. Es decir, trabajó sobre la base de dos estrategias, la que está vigente y, la anterior, la de 2008 – 2015.

Explicó “que a lo mejor no se ocupa tanto como la ciudadanía podría pensar, pero sí se utiliza cuando se estudian algunos proyectos, sobre todo lo relacionados con impacto ambiental, y otros grandes, que tienen que concordar con los lineamientos  de la estrategia. Por tanto, si un proyecto se opone a los lineamientos de la estrategia no podría ser desarrollado. La estrategia es una carta de navegación, un rayado de cancha”.

Estudio

En este punto, cabe precisar, que en enero de este año, la Corporación Desarrolla Bío Bío presentó los resultados de un estudio encargado a la Universidad de La Frontera (Ufro), que buscaba establecer el grado de conocimiento y utilización del instrumento. Se estableció que un 74% de las personas consultadas declaró utilizar el instrumento de planificación (fueron 118 tomadores de decisiones regionales, entre seremis, directores y jefes de servicio).

Entre los que contestaron el cuestionario cerrado, un 91.3% aseguró conocer la estrategia regional, de los cuales un 42,6% señaló haberla leído “al menos una vez” y un 39,3% “un par de veces”.

Respecto a la utilización de la ERD, un 74,6% declaró usarla, y dentro de la periodicidad de aplicación, un 55,8% afirmó emplearla en sus respectivas reparticiones “un par de veces al año”.

Etiquetas