Política

Andrés Velasco: “Para corregir injusticias de toda una vida, no basta con buena voluntad”

El economista, de paso en Concepción, se refirió a la ola feminista y cómo la falta de igualdad laboral entre hombres y mujeres incide en el crecimiento. También habló del presente y futuro del partido que fundó.

Por: Ángel Rogel | 09 de Junio 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

“Como ciudadano no tengo derecho a exigirle a alguien que no fume. Pero si yo arriendo mi casa, tengo derecho decirle al arrendatario que no quiero que fume en el living de mi casa, porque no quiero que quede con olor a pucho”.

La declaración es del ex ministro de Hacienda y representante del movimiento “Ciudadanos somos Todos”, Andrés Velasco, quien explicó de esta forma por qué el Estado tiene derecho a incidir en las decisiones de una empresa como SQM.

Lo anterior, luego que se conociera el retorno de Julio Ponce Lerou a la empresa metal mecánica como asesor, pero que existía un acuerdo para que ello no ocurriera.

En opinión de Velasco, el “Estado de Chile le arrienda, vía concesión, a varias empresas, entre ellas SQM, la posibilidad de explotar el salar de Atacama. Por tanto, tiene todo el derecho de poner requisitos sobre cómo se gobierna esa empresa”.

El economista estuvo en Concepción, en la Universidad de Las Américas (Udla) invitado por la Dirección de Vinculación con el Medio donde dictó la charla “Educación y Empleo Femenino. La clave del desarrollo”. En tiempos de protestas feministas, ahondó en las desigualdades que afrontan las mujeres no sólo al interior del aula (a propósito de las manifestaciones por una educación no sexista), sino también en las empresas.

También se refirió al presente y futuro del partido que fundó y, por cierto, a la polémica en torno a Julio Ponce Lerou. Sobre lo último, agregó que lo “importante ahora, es ver qué implica el acuerdo, pues ahí existe información que no es muy clara”.

Mujeres y trabajo

En su encuentro con estudiantes y académicos de la Udla, el economista expuso sobre la importancia de la fuerza laboral femenina para encarar el desarrollo.

“En Chile todavía existen tremendas injusticias a la hora de contratar, remunerar y promover mujeres. Eso no es sólo malo para las mujeres que son víctimas de discriminación, sino también para sus familias, hijos y la sociedad”, comentó.

En cifras, explicó, Chile está atrasado en materia de participación femenina en el mercado laboral. La tasa de empleo de mujeres en edad de trabajar no supera el 45%, cifra muy por debajo de otros países de América Latina, como Argentina, Brasil, Uruguay, Perú o Bolivia.

Por ello se mostró partidario que la discusión que se ha instalado en las calles, también se instale en el mundo del trabajo, de la empresa.

“Los cambios sociales parten en un lugar determinado y luego se desplazan. Este movimiento parte en la universidad porque son las universitarias las que están más preparadas y conscientes de sus derechos. Pero Chile no está solo en esto. En Inglaterra, por ejemplo, se acaba de aprobar una ley que obliga a las empresas, al momento de presentar sus balances, a presentar un informe de brechas de remuneraciones entre hombres y mujeres”, comentó Velasco.

Dijo que está a favor de leyes como la comentada, pues para corregir injusticias de “toda una vida, de toda una historia, no basta con la buena voluntad”.

– Es lo que ha pasado con el tema político electoral cuando se solicita un porcentaje de candidatas mujeres.

– Por supuesto, y no estamos descubriendo la pólvora. Muchas veces estos temas se han debatido y luego legislado en muchas partes del mundo. En los países más avanzados como Estados Unidos o algunos de Europa, este mismo debate lo tuvieron hace 20 o 25 años, ahora están teniendo una segunda ola, y se están adoptando medidas de acción afirmativa, donde en el acceso a las universidades, en la contratación de las empresas, en la elección al Parlamento, se imponen requisitos o se crean incentivos para dar más espacios a las mujeres.

Ciudadanos

No son pocos los militantes de Ciudadanos que están participando del Gobierno (entre ellos el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Sebastián Sichel), y pese a marcar diferencias con la administración Piñera, Velasco desdramatizó este hecho. Lo mismo ocurrió en la administración Bachelet, recordó.

“No somos parte del Gobierno ni pensamos serlo. Obviamente, esa decisión tendrá que tomarla la nueva directiva (tendrían elecciones en agosto), pero no he escuchado a nadie en el partido querer ser parte del Gobierno”, sostuvo.

Velasco dijo que están abocados a fortalecer el centro político.

“Queremos ayudar a reconstituir el centro político que está debilitado, porque durante 60 años el partido ancla fue la DC, que será respetable, pero hoy no tienen el peso que alguna vez tuvo. Y hay distintas tradiciones de centro en Chile, algunas vienen de la social democracia, otras del mundo liberal como nosotros, y también del centro izquierda. No vemos ninguna razón para que esos mundos sigan separados”, manifestó.

Etiquetas