Política

Trabajadores de pesca industrial en pie de guerra por regulación política de cuotas de jibia

El tema de fondo pasa por un proyecto de ley que busca terminar con el arte de pesca que utiliza red de media agua para la captura del recurso jibia, usado por los industriales, dejando sólo la pesca con potera, con la cual extraen los artesanales. Gobierno dice que eso es atribución del Ejecutivo.

Por: Marcelo Castro - Javier Ochoa | 05 de Junio 2018
Fotografía: Cedida.

Tacos kilométricos se produjeron en cuatro puntos del Gran Concepción la mañana de este lunes. La causa, pescadores de la Región bloquearon las vías para pedirle al Congreso apurar la tramitación de la ley que se relaciona con la captura de la Jibia, la que de aprobarse dejaría a alrededor de 1.200 sin su fuente laboral.

Los cortes de ruta se produjeron en la Ruta 160, a la altura del Parque Alessandri; en la comuna de Talcahuano, en la Avenida Colón, frente a la Isla Rocuant y en la Avenida Gran Bretaña a la altura de Huachipato; mientras que en Tomé, la manifestación se concentró en el sector de Bellavista.

Las protestas, que se realizaron en forma conjunta a contar de las 7:00, incluyeron la quema de neumáticos y el bloqueo constantes de las pistas de tránsito, lo que generó la demora de los penquistas que intentaban llegar a sus lugares de estudio y trabajo.

Esta manifestación generó diversas reacciones en el Ejecutivo local ante la manifestación de la mañana de este lunes no fue positiva. El intendente, Jorge Ulloa, explicó que “esta paralización de caminos que fue motivada por una votación en la Cámara de Diputados y cuando tenga los informes pertinentes, decidiremos si ejercemos o no las acciones legales respectivas”.

Ulloa mantuvo su postura ante una posible reunión con ellos, “me reuniré con las asociaciones las veces que sea necesario, nosotros desde el Ejecutivo repudiamos este tipo de actos, ya que se impide el libre acceso de las personas. Esta no es la manera de pronunciarse ni llamar la atención. A mi juicio, los trabajadores se pronunciaron equivocadamente y hay concordancia con ellos y, por eso, no entendemos la movilización”.

En tanto, el diputado Sergio Bobadilla, manifestó que “se trata de un proyecto que está en manos del Senado y hay que esperar los tiempos que se realicen. Además, esto se va a analizar en una comisión mixta, en donde pueden surgir modificaciones”.

Por lo menos, el diputado Gastón Saavedra, espera que en esa instancia “ellos tuvieron la opción de exponer y quizás no fueron tan convincentes, pero el que manda a legislar es el Ejecutivo. Por mi parte, hay una indicación que se analizará en la comisión mixta, puesto que hay que tomar medidas sobre el uso del arte de pesca, no todo está perdido”.

Mientras que el dirigente Robinson Cárcamo indicó que con la nueva normativa “significa perder parte importante de los trabajadores de la industria pesquera, nosotros estamos respondiendo al poder legislativo, la industria no es sólo la industria, también hay trabajadores. Esperamos que el gobierno lo vete o lo modifique, ya que en el Congreso, parece que la industria pesquera genera anticuerpos”.

Consultada la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes), el gremio se limitó a decir que no comentan las movilizaciones sociales, no obstante, el 22 de abril pasado, la presidenta de los industriales, Macarena Cepeda, fue clara al señalar que alertó al Gobierno y a otros sectores productivos del “enorme riesgo” que significa la regulación a través de iniciativas políticas en el Parlamento de materias que son de exclusiva injerencia regulatoria del Poder Ejecutivo, en este caso de la Subsecretaría de Pesca, expresó.

Nosotros como Asipes hemos dicho que valoramos el 80% de la cuota de Jibia esté en manos del sector artesanal y que, si bien no nos parece adecuado para los trabajadores de ese sector que capturen este recurso ‘a mano’, otra cosa es imponerle a la industria pesquera que también lo haga ‘a pulso’”, dijo en abril pasado la presidenta de la Asociación de Industriales Pesqueros, Macarena Cepeda Godoy, al referirse al proyecto de ley presentado por el Partido Comunista, que busca que la jibia sea capturada sólo con aparejos artesanales.

A juicio de Asipes, ambos sectores deben compartir y ordenar su captura, debido a que las plantas industriales no pueden sobrevivir sólo con abastecimiento artesanal, que opera sólo con buenas condiciones climáticas. Actualmente, el sector artesanal es incapaz de capturar su cuota asignada que asciende a 160.000 toneladas, de las cuales 40 mil quedan en el agua, aseguró el gremio de los industriales.

Finalmente, recordó que próximamente, la cuota global de jibia será definida por la Organización Regional de Pesca del Pacífico Sur (ORP) en función de las capturas históricas de cada país. “El aumento de la cuota anual en Chile -manteniendo el fraccionamiento- podrá mejorar “la historia” frente al resto de las naciones con las que nuestro país comparte la captura de este recurso y que hoy es entre 3 y 5 veces más que Chile”, puntualizó.

Por su parte, el seremi de Economía, Mauricio Gutiérrez, junto con rechazar las movilizaciones, coincidió con Asipes en el sentido de que la modificación de un arte de pesca es privativo del poder Ejecutivo a través de la Subsecretaría de Pesca, esto, por ley.

“Creemos que se está pasando a llevar a la autoridad pesquera y esto sienta un mal precedente, ya que las decisiones deben ser más técnicas que políticas. Por lo demás, recordemos que esto está fraccionado: un 80% para artesanales y un 20% para industriales. Los primeros no están siendo capaces de pescar toda la cuota. Y no olvidemos que pronto la ORP nos fijará una cuota global, lo que regirá para ambos sectores, lo que se hará en base a la historia. Es decir, si la historia nuestra es pobre, pobre será también la cuota, por lo que esperamos que no prospere esta iniciativa por el bien del cuidado del empleo comprometido”.

Gutiérrez destacó que se deben sumar todos los sectores y trabajar por no perder fuentes laborales, adelantando que analizan las vías a seguir en caso que esta iniciativa prospere en el parlamento.

Evaluación de la marcha

Carabineros hizo un balance positivo de las manifestaciones, el prefecto de Talcahuano, coronel Rodrigo Bravo, señaló que “las personas se manifestaron de forma pacífica, hicieron un corte de ruta que no dejó detenidos. Hubo un diálogo permanente para evitar hechos de violencia”.

Opinión contraria a la del Gobernador de Concepción, Robert Contreras, quien expresó que “repudiamos los hechos de violencia y hacemos un llamado a los movimientos sociales, a que hagan uso de los canales formales. Una toma de carreteras no es pacífica y conversaremos con carabineros, puesto que no es aceptable una toma de caminos”.

Cabe consignar que durante la mañana, el gobernador se reunió con el prefecto de Carabineros de Concepción para analizar las medidas a tomar en futuras manifestaciones.

Etiquetas