Política

Innovadora APP facilitará el desplazamiento de los discapacitados visuales

Por: Daniela Salgado | 03 de Abril 2018
Fotografía: Raphael Sierra P.

“Píllala, por un transporte más inclusivo” pretende que los no videntes ya no tengan que depender de terceros y dejen atrás las largas esperas para tomar locomoción.

El marco de la celebración del Día de la Inclusión, la Fundación Kimntrum en conjunto con Inclu Vidic y el Servicio Nacional de la Discapacidad, Senadis, realizaron una intervención en la plaza de Tribunales para evidenciar las dificultades que deben experimentar a diario las personas no videntes y adelantar una innovadora App que les permitirá saber el recorrido de los buses.

Una de las barreras más complejas y quizás menos analizadas es la dificultad para acceder al transporte público, porque si bien se ha avanzado en temas de inclusión, hay aspectos básicos en los que se está al debe. Así lo afirmó el presidente de Inclu Vidic, Marcelo Figueroa Carrasco: “Es un problema para nosotros el tomar locomoción colectiva, porque muchas veces, aunque uno pida ayuda, no siempre te facilitan las cosas. Nosotros nos podemos quedar esperando de 20 minutos a una hora para poder abordar la micro”.

Justamente, esa realidad es la que motivó a la Fundación Kimntrum a confeccionar una aplicación que les brindara la autonomía de desplazarse sin tener que depender de la buena voluntad del resto y es que para presidente de la organización, Ricardo Cartes Velásquez, el no contar con esa libertad es “un impedimento para aprovechar la ciudad y un obstáculo para la inclusión laboral”.

En qué consiste

Con el nombre de “Píllala, por un transporte más inclusivo”, la fundación está desarrollando un sistema que se instalará en las micros y que emitirá una señal al celular de la persona con discapacidad, donde se les avisará previamente, 100 a 150 metros, la llegada del bus al paradero.

El proyecto se encuentra en etapa de desarrollo y se espera que esté habilitado en agosto o septiembre del presente año.

Ley de Inclusión Laboral

La nueva ley de Inclusión Laboral, que obliga a las empresas, sean públicas o privadas, que cuentan con 100 o más empleados a incorporar al 1% de su planta a personas con discapacidad, no ha estado exenta de complicaciones. Si bien, la medida es compartida, hay algunos que manifiestan su preocupación por las condiciones laborales y la falta de infraestructura de los establecimientos para hacer cumplir la legislación.

Un estudio realizado por KeyClouding sobre la implementación de la nueva ley dejó en evidencia que las dificultades siguen latentes. De hecho, un 60% de las empresas consultadas afirmó que uno de los factores complejos para la puesta en marcha es la infraestructura y un 28% considera que la oferta laboral es insuficiente para personas con discapacidad.

Ante eso, la directora de Senadis, Andrea Lozano, dijo que “el tema de la infraestructura es algo que se está hablando hace tiempo, lo que pasó es que con esta ley se evidenció que las normativas no se estaban cumpliendo. Ahora, con respecto a lo de los puestos de trabajo, en la Región hay una variada gama de profesionales con discapacidad, pero falta el nexo que les permita a las empresas poder llegar a ellos”.

Para cambiar eso, Senadis está trabajando con la Red de Educación Superior, a fin de confeccionar una base de datos de los profesionales egresados de las distintas casas de estudios para que así los empleadores puedan requerir de ellos.

El presidente de Inclu Vidic, cree que las preocupaciones que genera la ley se debe a que “la sociedad debe darse cuenta que las personas con discapacidad tiene mucho que contribuir en un oficio o profesión. Nos deben ver como un valor agregado”.

Para finalizar, Lozano recalcó que en la Región del Bío Bío, de acuerdo al segundo estudio nacional de la discapacidad, hay 345.348 personas con situación de discapacidad mayores de 18 años, lo que equivale al 22,4% de la población, por lo que la inclusión debe nacer de la convicción de que somos todos iguales”.

Etiquetas