Política

Partidos miran la designación del intendente para la Región del Bío Bío como un “salto al Senado”

Por: Ángel Rogel | 04 de Febrero 2018
Fotografía: Raphael Sierra P.

Para los partidos que serán oficialismo a partir de marzo próximo, no da lo mismo quien sea intendente en Bío Bío y Ñuble. ¿La razón? Los comicios que se desarrollarán en cuatro años más.

Es cierto. Es probable que sea muy temprano para hablar de dos elecciones que se desarrollarán a fines de 2021, pero no es menos cierto, que uno de los criterios que los partidos del futuro oficialismo están colocando sobre la mesa para la definición de las autoridades regionales, que deben asumir en marzo, son justamente los comicios senatoriales y de gobernadores regionales.

Uno de los objetivos que ha planteado el presidente electo, Sebastián Piñera, y los dirigentes del conglomerado es dar continuidad al proyecto de Chile Vamos. En diciembre pasado, la presidenta de la UDI y senadora de la Región, Jacqueline van Rysselberghe, dijo a La Tercera “nos interesa que este gobierno pueda tener continuidad y que no sea sólo un paréntesis”.

Una declaración similar emitió el futuro ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg. “Toda nuestra gente a disposición para aportar en el Gobierno del Presidente Piñera, pero además para proyectar nuestra coalición por los próximos ocho o doce años, ese es el gran desafío que hemos venido señalando hace bastante tiempo”, sostuvo entonces el dirigentes de RN.

Ambos aludieron al tema, días después de entregar a Piñera los nombres propuestos para los cargos de gobierno.

Intendente – candidato

En este contexto, la proyección del gobierno también se centra en las elecciones mencionadas. De ahí, que el intendente o intendenta pueda proyectarse como una eventual carta a la primera elección de gobernadores regionales.

Esa autoridad, además, podría favorecer las pretensiones de quienes asoman como candidatos al Senado, entre ellos, la actual representante de Octava Costa, Jacqueline van Rysselberghe, y el diputado del nuevo Distrito 21, Iván Norambuena.

El último comentó a Diario Concepción que un “salto al Senado” no era un tema que le preocupara hoy, pero desde el gremialismo comentaron que no sólo la buena votación alcanzada (principalmente en Arauco) lo perfilan como opción, sino también el hecho que tendrá cuatro años para trabajar en la provincia del Bío Bío. Un dato de la causa, además, se relaciona con las raíces choreras del diputado.

Hasta ahora los nombres que suenan más fuerte para ocupar el cargo de intendente son los de la consejera regional, Flor Weisse, cercana a Norambuena, pero de buena relación con JVR; y Sergio Giacaman, independiente pro Evópoli.

Otros nombres que han sonado, ambos cercanos a la senadora, son el ex director del Serviu, Sergio Jara; y quien fuera director regional de la Onemi en la pasada administración Piñera, Gonzalo Arroyo.

Se tratarían, sin embargo, de dos opciones menos probables.

División territorial

En la próxima elección senatorial la Región ya estará dividida (Ñuble comienza a funcionar como tal en septiembre), por tanto, en Bío Bío se elegirán tres congresistas y en Ñuble dos. Este hecho disminuye la posibilidad de candidatos y si hay algo que ya se comienza a comentar en las huestes políticas es la escasez de nombres que existe en la Nueva Mayoría. En Frente Amplio ni hablar.

En Chile Vamos los eventuales candidatos suman y siguen. Por ejemplo, aunque en algún momento dijo que no competiría por un nuevo periodo, el senador Víctor Pérez, estaría pensando en repostular en Ñuble, donde ya se adelanta una reñida disputa con el diputado electo de RN, Frank Sauerbaum.

Diario Concepción intentó consultar al senador gremialista, pero no contestó su teléfono celular. En tanto, fuentes cercanas al militante de RN comentaron que está abocado a retornar a la Cámara, pero no descarta dar un salto al Senado siempre y cuando se den las condiciones. Es decir, que la carta (o las cartas) se definan a través de una elección primaria.

Cabe precisar, que se especula que el próximo delegado presidencial de Ñuble sería Horacio Bórquez, hombre muy cercano al diputado Sauerbaum.

Otro tema distinto es el futuro de los actuales congresistas de Felipe Harboe (PPD) y Alejandro Navarro (PAIS).

Desde el punto de vista de los candidatos que apoyó en la última elección, al primero no le fue del todo bien. En Ñuble tenía como cartas al Core, a Claudio Guíñez, y a la Cámara, a Manuel Bello. Ninguno resultó electo. Versiones oficialistas dicen que el congresista podría intentar repostular al Senado, pero en la Región Metropolitana, donde tiene domicilio.

En Ñuble, además, uno de los que se perfila como buena carta es el DC, Jorge Sabag.

Particular es el caso del senador Alejandro Navarro que ha manifestado que no repostulará a un nuevo periodo y muchos lo ven como un inminente candidato a la gobernación regional. Navarro tampoco contestó los llamados de este medio.

Etiquetas