Política

Fundación República en Marcha quiere ser un nuevo referente para la Región del Bío Bío

Por: Ángel Rogel | 03 de Febrero 2018
Fotografía: Carolina Echagüe M.

Uno de los fundadores de la instancia es Augusto Parra, ex militante radical que explicitó su apoyo a Sebastián Piñera. Además, ya comenzaron a trabajar junto a los disidentes DC agrupados en Progresismo con Progreso.

Hace unos días, en el Club Concepción, se presentó oficialmente la Fundación República en Marcha una instancia política sin fines de lucro que tiene como objetivo aportar al debate regional con un enfoque que esté alejado del partidismo.

Quizás por ello, a la presentación concurrieron personalidades políticas y militantes de las colectividades tan distintas como el PR, la DC y la UDI. De hecho, entre los últimos estaba el diputado electo Sergio Bobadilla. También estuvo el ex seremi de Cultura, Juan Eduardo King.

No obstante, indirectamente, la Fundación es también un efecto de lo que ha ocurrido al interior de la Nueva Mayoría. De hecho, quienes forman parte de la instancia, reconocen que ya se encuentran trabajando junto a Progresistas por el Progreso grupo que surgió al interior de la disidencia de la DC y que hoy encabezan los renunciados ex ministros de Educación, Mariana Aylwin, y Salud, Pedro García.

Pero eso no es todo.

Uno de sus fundadores es el ex militante de la PR, Augusto Parra Ahumada, quien semanas antes de la segunda vuelta presidencial reconoció públicamente que apoyaría a Sebastián Piñera. Parra es presidente de la Fundación.

También participan, entre otros, Alejandro Elgueta (vicepresidente y militante DC); el ex militante radical, Claudio Sanhueza (en la imagen a la izquierda); Gloria Jarpa, otrora funcionaria del Gobierno Regional de la anterior administración Piñera; el concejal de Concepción, Christian Paulsen; y el empresario de las comunicaciones, Patricio Almendra.

Aportar al debate

“La idea es colocar las ideas por delante, transformarnos en un  think tank que aporte al debate en educación, a la formación cívica, a la formación de opinión pública y desde ahí ser un aporte activo al gobierno, a la gobernabilidad y al progreso del país”, comentó Parra.

El ex militante radical, quien incluso llegó a ocupar cargos dirigenciales en dicha colectividad, comentó que la mirada de la Fundación es “de centro”.

“Esa mirada tiene que ver con la idea de reivindicar los cambios en la manera de lo posible. Eso significa cuidado de la democracia, rescate de los valores republicanos, cuidado de la gobernabilidad y la paz social, cuidar y no dejar de observar el crecimiento económico como vía para alcanzar una mejor distribución, y con un gran compromiso social. Esa es, al menos, nuestra mirada”, manifestó el ex militante radical.

Dijo que la visión tiene que ser desde fuera de los partidos políticos, porque si el día de mañana se llega a transformar en una colectividad, “como algunos piensan”, se podría caer en la tentación de transformar la instancia en “una agencia de empleos”.

– ¿A dónde o a qué apuntan específicamente? ¿Con quiénes o quién pretende trabajar?

– Con este mundo diverso que hemos incorporado hoy, y al cual se va a seguir incorporando mucho más gente, empresarios y representantes del mundo de la academia y del mundo político, la idea es formar equipos de trabajo, para la elaboración de documentos y hacer una contribución directa en temas como la modernización del Estado o del proceso de descentralización.  Esperamos terminar este, nuestro primer año de trabajo, con la publicación de dos o tres libros, que resuman un ciclo de conversaciones que queremos iniciar en marzo.

– La cercanía con quienes dejaron la DC, dice algo.

– Sí, tiene que ver justamente con la intención de discutir ideas y tratar de construir un espacio en el centro político. Es un encuentro entre los mundos que vienen de la moderación.

– ¿Parece haber una visión más cerca de la centro de derecha?

– Pasa que el abandono de los sectores más moderados de la centro izquierda, que se vio reflejado en la última elección presidencial. Ello evidencia que los sectores moderados es mucho más fácil entenderse con los sectores de centro derecha que con la izquierda. Creo que hay un espacio de diálogo, donde convergemos quienes tenemos una mirada más liberal.

Etiquetas