Política

La Fundación para el Progreso se instala en Concepción

Por: Marcelo Castro | 02 de Diciembre 2017
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

De la mano de benefactores, pretenden enseñar a los jóvenes sobre la importancia del liberalismo en el actual contexto que vive Chile.

“El liberalismo en Chile está abandonado”, con esta frase, un grupo de empresarios decidió abrir una sede de la Fundación para el Progreso en Concepción.

El organismo, liderado por Nicolás Ibáñez, ex dueño de supermercados Líder, junto a 12 empresarios locales pretende difundir las principales ideas del liberalismo en nuestro país y cuyo objetivo estará puesto en los jóvenes.

De acuerdo a Javier Álvarez, consejero del FPP en la zona, “Concepción necesitaba una organización como esta, un centro de estudios liberal, independiente y sin fines de lucro que busca difundir los pensamientos de una sociedad libre. Yo soy penquista y quiero que los jóvenes sepan cómo funcionan las sociedades modernas”.

El socio de Buses Hualpén cree que uno de los efectos de la inconciencia que existe en el país sobre el liberalismo derivó en la creación de la Región de Ñuble, lo que considera un error, “La creación de Ñuble es un retroceso, pero el Bío Bío sigue siendo la segunda región más importante del país, por la riqueza cultural que tiene, además de la gran ciudad universitaria que es. Una ciudad de servicios, región industrial importante, por lo que el Bío Bío es importante para todo Chile”.

En tanto, Nicolás Imschenetzsky, presidente de Marina del Sol y otro de los benefactores de la FPP en la zona, cree que “una cosa fundamental es que el Bío Bío es la segunda región más importante en la formación de personas, aquí están las mejores universidades del país. Buscamos inculcar las ideas liberales, que siempre se dan por conocidas, pero a la larga, nadie las conoce y no se trabajan sobre ella. Pero, el mayor problema que tenemos en el país es el centralismo, una idea antiliberal y que cuando achicas las regiones, hace que existan nuevos costos administrativos y eso no es bueno para nadie”.

Ambos personeros consideran que el liberalismo ha estado abandonado en el país, por lo que las ideas a promover son “básicamente las reglas más fundamentales por las que se rigen las personas, el respeto al emprendimiento, al Estado de Derecho, la libertad de prensa, entre otros. Son principios fundamentales que se dan por hecho, pero que no siempre se saben”, explicó Álvarez.

Mientras, Imschenetzsky cree que si los postulados del liberalismo se hubieses conocido en el país, la ley de colegios subvencionados no hubiese existido. “La situación de los colegios subvencionados, en donde se coartó la libertad de elegir por parte de los padres, el lugar donde quieren educar a sus hijos con un bono. El elegir donde trabajar, el elegir donde estudiar, donde no todas las cosas vengan encasilladas en un sobrecito y que sea igual para todos, es lo que queremos difundir”, manifestó.

Ambos empresarios tildaron a los gobiernos post dictadura, como “gobiernos responsables”, ya que “han sido capaces de respetar los estados de derechos, que mantienen una disciplina fiscal y que ofrecen cosas que pueden cumplir. Son aquellos que ponen el interés general por sobre los partidismos. Y desde el retorno a la democracia, todos los gobiernos han sido responsables. La gente debe tomar su decisión basada en gobiernos responsables y no en los ofertantes, y esta campaña ha tenido esta característica”, explicó Javier Álvarez.

 

Etiquetas