País

30% de beneficiarios del CAE presentan atraso de dos años en terminar sus carreras

Por: César Herrera | 05 de Agosto 2019
Fotografía: Copesa

Del total de 40 mil estudiantes universitarios egresados el año 2018, que costearon una sola carrera con el Crédito con Aval del Estado (CAE), cerca del 30% (alrededor de 12 mil), solicitó – en promedio – dos años adicionales para financiar sus carreras.

La información entregada por la Comisión Ingresa – encargada de administrar la asignación de crédito – también detalla que el 60% de quienes solicitaron el CAE por más años proviene del primer y segundo quintil, los sectores más vulnerables de la población, consignó El Mercurio.

Al respecto, el investigador de Política Educativa de Eduacación 2020, Ariel Ramos, afirmó que más que modificar las formas de financiamiento, hay que efectuar una “intervención desde las propias instituciones, sobre aquellos estudiantes que por el contexto socioeconómico en que viven necesitan de otros apoyos, como metodologías de estudio que puedan integrarse de buena manera a sus entornos”.

En la misma línea, Ramos propuso discutir la duración de los programas, “porque hoy una carrera está durando 5 o 6 años, y aunque dure eso, los estudiantes se están demorando 2, 3 o 4 semestres más”, precisó.

Datos de la Comisión Integra también señalan que de los 415.819 estudiantes que recibieron la Gratuidad entre 2016 y 2018, 55.561 eran previamente beneficiarios del CAE. Asimismo, de los 7.670 universitarios, beneficiarios y no beneficiarios del CAE, que perdieron la Gratuidad entre esos años – cerca de 6.200 alumnos pertenecen al primer y segundo quintil.

Sistema de Financiamiento Solidario

Continúa sin avances la tramitación del Sistema de Financiamiento Solidario (Sifs), iniciativa que tiene como fin reemplazar al Crédito con Aval del Estado.

Consultado por el proyecto, el subsecretario de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas, comentó al medio citado que el Sifs “evita el sobreendeudamiento al asegurar que los jóvenes que estudien con el crédito tengan una tasa rebajada al 2% y su cuota no exceda del 10% de sus ingresos. A diferencia del CAE, hace estos beneficios universales y exime del pago a quienes no tengan ingresos o sean inferiores al mínimo”, detalló la autoridad.

A su vez, el senador y presidente de la comisión del área, Juan Ignacio Latorre (RD) planteó que es necesario que el Ministerio de Educación indique “cómo va a igualar los incentivos” entre este sistema y la gratuidad.

Etiquetas