País

Impacto de la acción humana en el planeta tiene a un millón de animales y vegetales en peligro de extinción

Por: César Herrera | 10 de Mayo 2019
Fotografía: Agencia UNO

Estamos en una crisis bastante aguda“, advirtió el científico y académico de la Universidad de Concepción, Aníbal Pauchard, miembro del equipo multidisciplinario que elaboró un completo informe para las Nacionales Unidas sobre el impacto de la acción humana sobre el planeta, que advirtió que un millón de especies animales y vegetales van a desaparecer en las próximas décadas.

El investigador del Instituto de Ecología y Biodiversidad, y doctor en Ecología Forestal de la Universidad de Montana, Estados Unidos, reveló en entrevista con Ahora Noticias que “no teníamos una evaluación tan concreta desde el 2005 a nivel global”.

“Lo que nos dice es fundamentalmente es que estamos en una crisis bastante aguda respecto a la biodiversidad, entendida en términos simples como todas las especies animales y vegetales, incluidos también los hongos y bacterias. Todo está siendo afectado por la actividad humana. Estamos en una crisis que no solamente ha ocurrido en los últimos 10 a 15 años, sino que ha ido aumentando desde el comienzo de la industrialización”, explicó el especialista en ecología.

Pauchard detalló al medio citado que la problemática es el resultado de una suma de diversos elementos. Entre ellos, destacó el crecimiento de población humana y la tasa de consumo que esto representa. “Esos son factores que contribuyen finalmente a utilizar cada vez los recursos naturales de manera más intensiva, y eso finalmente termina diezmando las poblaciones naturales“, afirmó el académico UdeC.

Para el doctor en Ecología Forestal la solución está en incluir los costos ambientales en la ecuación de los procesos productivos, tal como lo son los económicos y sociales. “Con eso podemos lograr maneras mucho más sustentables de desarrollarnos, es decir, no significa que la gente va a tener que dejar catastróficamente de dejar de comer carne mañana, no es eso, sino que de a poco, como sociedad, podemos ir generando algunas medidas que nos van a permitir reducir esta huella de impacto humano“, sugirió el investigador.

En Chile, por ejemplo, ya se está trabajando en esta línea, comentó Pauchard. “La doctora Olga Barbosa está haciendo todo el tema de cambio climático y biodiversidad en el contexto de las viñas y cómo eso puede ayudar a producir vinos más sustentables”, explicó para luego añadir que “la idea es cómo avanzamos hacia eso”. “Creo que lo importante de este informe es que de alguna forma nos pone claramente la señal de que esto es algo que hasta los políticos, los tomadores de decisiones, ya lo tienen claro”, agregó.

Además, el miembro del Instituto de Ecología y Biodiversidad aseguró que “eso es importante que las personas entendamos de que no se trata solamente de la extinción de especies, sino también de la reducción de su abundancia”. “Puede que una especie esté todavía ahí, no extinta, pero con un tamaño poblacional muy bajo, y eso finalmente genera que la especie deje de hacer su función, por ejemplo, que no nos esté proveyendo de algún servicio ecosistémico”, destacó Pauchard.

Medidas

El docente de la Universidad de Concepción, Aníbal Pauchard, enfatizó que lo más importante del informe es que formula la conexión de la problemática entre el punto de vista ecológico con la vida cotidiana de las personas. “Con mayores pérdidas de biodiversidad vamos a tener una menor calidad de vida”, advirtió el científico.

Para revertir este impacto, Pauchard afirma que hay dos factores. “Como ciudadanos podemos tomar ciertas decisiones que son más o menos sustentables, y eso es parte de la ecuación y es bueno que la gente tome esas medidas, pero la otra parte son las políticas publicas, y ahí muchas veces es muy difícil para los tomadores de decisiones darse cuenta del largo plazo, estamos hablando de 50 o 100 años. Entonces, es difícil para quien toma la decisión que esto le dé rédito y muy complicado frente a una necesidad urgente de educación, salud o bienestar económico, por lo que generalmente estos temas se tienden a posponer”, indicó el especialista.

Bajo este marco, “las Américas, sobretodo Sudamérica, están en una situación bien compleja respecto al cambio de uso del suelo, es decir, la pérdida de hábitat natural por reemplazo por plantaciones, por ejemplo de cultivos agrícolas, plantaciones forestales o urbanización, y eso en Chile tiene un ejemplo muy claro, que es el reemplazo de los matorrales esclerófilos, el bosque del Chile central, que es muy valioso en términos de diversidad de especies. Todo lo que está alrededor de Santiago, como está siendo degradado para el cultivo – por ejemplo – de paltas, está desapareciendo superficie, y con eso cada vez le estamos dejando menos espacio a aquellas especies nativas endémicas o únicas de ese lugar”, aseguró Pauchard.

Cambio climático

El investigador especialista en Biodiversidad aseveró que los resultados del informe revelan que el impacto más directo al planeta lo sigue efectuando el ser humano, “ya sea con la extracción de especies y el cambio de uso del suelo”.

“¿Qué es lo que pasa con el cambio climático? se está acumulando una deuda de extinción. Vamos a tener un problema gravísimo en unos años más, y los impactos que estamos viendo son solo la punta del iceberg. Literalmente es solo una pequeña parte. Por lo tanto aún, afortunadamente, tenemos este momento para reducirlo y así también su impacto”, sugirió Pauchard.

Etiquetas