Opinión

Nuevas pruebas de civilización urbana

Por: Procopio | 22 de Mayo 2019

Para un ciudadano tradicional, eso que alguien deje un gran monopatín botado en cualquier parte, para que cualquiera pueda subirse y recorrer dichosamente las amplias veredas del nuestra linda ciudad, era una situación altamente improbable, por no decir utópica, pero la municipalidad ha roto con esa concepción medieval, ahora se puede.

Desde hace unas pocas semanas, se puede observar nuevos e intrépidos scooternautas desplazarse, con una pose entre relajada y olímpica, por los espacios menos pensados. Los artefactos están disponibles en diversos puntos estratégicos de Concepción. Según las declaraciones del country manager, o sea el gerente para el país de la empresa que ha ideado esta forma de negocio, con ellos se facilita la movilidad eficiente y disminuye el tiempo de desplazamiento.

Esta nueva forma de llegar a destino está en armonía con el perfil del transporte protector del ambiente de la ciudad, que aspira a convertirse en cicloinclusiva, ampliando las ciclovías y creando zonas 30, es decir, conjuntos de calles donde la velocidad esté limitada a 30km/h, una iniciativa que ha probado ser exitosa en Holanda, Alemania, Francia, entre otros países europeos.

Los 100 scooters distribuidos en la ciudad, pueden desplazarse a una velocidad promedio de 25 km/h, una vez usados se dejan en la vía pública, desde donde la empresa los retira durante la noche para cargar sus baterías para el día siguiente.

Entre automovilistas proactivos e impacientes, ciclistas intrépidos y scootertripulantes en fase de aprendizaje, los peatones no la tienen fácil, sobre todo cuando todos pretender tener la preferencia, hay advertencias, pero es posible que tengamos que aprender a palos.

PROCOPIO

Etiquetas