Opinión

Bío Bío y su esperanza

Por: Diario Concepción | 08 de Mayo 2019
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

La esperanza no deja de luchar, aunque la lucha esté condenada al fracaso, ya que, precisamente, la esperanza sólo surge en medio del infortunio y a causa de él”, reseña como frase casi épica el autor Ernesto Sábato, en el libro “Entre Héroes y Tumbas”.

Los cambios por duros que sean deben ser vistos como la oportunidad de crecer y mejorar, aprendiendo de lo errores cometidos y la necesidad de escuchar el doble de lo que se habla.

Vamos al grano y dejándonos de analogías: pasando ya un año de Gobierno, y ante el cambio de Intendente en el Bío Bío, ¿cuál es la evaluación que podemos hacer de la gestión de Jorge Ulloa?

Si analizamos indicadores duros, como región nos fue bastante mejor que el año 2017, el último año de la gestión de Michelle Bachelet en el Bío Bío.

En crecimiento económico, de acuerdo al Inacer, pasamos de un -0.1% el 2017 a un 5.6% el 2018.

La tasa de desempleo pasó de un 7.3% en 2017 a un 7.0% en 2018.

Las exportaciones crecieron de 4.799 Millones US Dólar en 2017 a 6.291 Millones US Dólar en 2018.

Respecto a la carga efectiva y movilizada de los puertos de la Región pasamos de las 32 mil toneladas el 2017 a casi las 35 mil toneladas el 2018.

Si a ello le sumamos un 70% de incremento en proyectos de inversión ingresados al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, resumimos un panorama de crecimiento, desarrollo y despegue muy claro.

Entonces, ¿por qué se decide desde el nivel central el cambio de Intendente?

La política no es una ciencia exacta y claramente, vinimos en un mundo de señales que construyen la realidad.

Ese constructo, fue un talón de Aquiles durante el primer año de Gobierno. No se supo, o no se vio la forma correcta, de expresar estos números y resultados en la imagen gestión del Intendente Ulloa.

Ello, sumado a los roces por materias de empleabilidad, cupos y cuotas de poder al interior de la coalición, terminaron por socavar la estructura política regional.

No fue suficiente, la consolidación del Pacyt, la inversión en materia de conectividad en la Ruta 160, ni la solución al eterno tema de conectividad del Puente Chacabuco con la ciudadanía de Concepción, como algunos ejemplos de temas ciudad que sí fueron resueltos este año de gestión.

Interesante análisis para quien tiene ahora que tomar la posta de los destinos de la Región, el nuevo Intendente Sergio Giacaman.

No basta con tener buenos números y ser buen alumno en la sala de clases. También hay que preocuparse de los recreos y ahí también ser reconocido como buen compañero aplicando habilidades blandas.

Técnica, política, afecto, empatía y capacidad de comunicar correctamente los resultados del trabajo: La mezcla perfecta.

Pero para ello también, es necesario sostener esta estructura sobre equipos de experiencia calificada y con arraigo político.

En dicha tarea, la estructura ya conformada en el Gobierno Regional es fundamental. También respetar y allanar visiones sobre cómo esos 4 pisos ubicados en Prat 525, conversan de buena forma y extienden su influencia hacia las Seremias y servicios.

Si la nueva autoridad lo hace, contará con el apoyo del coliseo y la opinión pública.

Nadie dijo que la tarea es fácil, pero si se saben leer y asimilar las señales, el camino se ilumina para los justos en la construcción de un relato, tal y como Sábato nos lo mostró en los motivos por los cuales surge la esperanza.

Luis Santibañez Bastidas
Presidente Bancada Cores UDI Bio Bio.

Etiquetas