Opinión

Hacer nuevos días todos los días

Por: Procopio | 09 de Abril 2019

Está de moda la innovación, pero algunos la tenían, desde mucho antes, como herramienta básica, como el que lanzaba llamas por la boca, en un espectáculo callejero en Quebec, Canadá. Un grupo, liderado por el “tragafuego”, Guy Laliberté, funda, hace 28 años, una institución en un barrio marginal de la ciudad, el nombre es optimista; “Cirque du Soleil”.

Hoy día la organización tiene 5.000 empleados de cincuenta nacionalidades, realiza 21 shows por todo el mundo y proyecta una venta de 14 millones de boletos en un año, más que todos los shows de Broadway juntos.

La sede central de enorme empresa, para ser fiel a sus raíces, se sitúa en el distrito de Saint- Michel, uno de los más pobres de Montreal, hasta el día de hoy entrega el uno por ciento de sus ganancias para proyectos juveniles y obras sociales.

Según quien gobierna esta empresa, Daniel Lamarre, el circo es tan bueno como su último espectáculo, para dar a entender la necesidad de estar en permanente renovación, sin la innovación la empresa sería para ellos irrelevante, ya que las expectativas del público se ubican cada vez a mayor altura. Es el aspecto menos conocido del Circo, la investigación en renovación y desarrollo, su asociación con más de veinte universidades del mundo para estar al día en tecnología y explorar posibilidades de cambio.

Las lecciones son evidentes, la actitud de permanente innovación, la capacidad de aprovechar las oportunidades, cuidadosa lectura de las necesidades del cliente. Para Lamarre, la creatividad tiene que ser alimentada diariamente, es un comentario inspirador, sobre todo cuando estamos tentados a seguir haciendo lo mismo todos los días.

PROCOPIO

Etiquetas