Opinión

Perspectivas del medio ambiente global

Por: Diario Concepción | 15 de Marzo 2019

El miércoles 13 de marzo, en el contexto de la IV Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, se lanzó el GEO 6.

Se trata de la evaluación más completa y rigurosa sobre el estado del medio ambiente, completada por la ONU en los últimos cinco años. En ella, se advierte que el daño al planeta es tan grave, que la salud de las personas se verá cada vez más amenazada, a menos que se tomen medidas urgentes.

Tuve el privilegio de participar en la instancia como autor contribuyente de esta publicación, donde participaron mas de 250 científicos y expertos de más de 70 países. En ella, uno de los mensajes clave del reporte es la necesidad de aumentar drásticamente la protección ambiental.

También, se advierte que los contaminantes en nuestros sistemas de agua dulce, verán que la resistencia antimicrobiana se convertirá en una de las principales causas de muerte para 2050, y que los disruptores endocrinos impactarán la fertilidad masculina y femenina, así como, además, el desarrollo neurológico infantil.

Sin embargo, el informe también destaca que hoy el mundo tiene la ciencia, la tecnología y las finanzas necesarios para avanzar hacia un camino de desarrollo más sostenible, aunque todavía falta apoyo suficiente de los líderes públicos, empresariales y políticos, que se aferran a modelos obsoletos de producción y desarrollo. “La ciencia es clara. La salud y la prosperidad de la humanidad están directamente relacionadas con el estado de nuestro medio ambiente”, dijo Joyce Msuya, directora ejecutiva interina de Medio Ambiente de la ONU.

Este informe es una perspectiva para la humanidad. Nos encontramos en una encrucijada. ¿Continuamos en nuestro camino actual que nos llevará a un futuro sombrío para la humanidad, o nos movemos hacia un camino de desarrollo más sostenible? Esa es la elección que deben hacer nuestros líderes políticos, ahora.

La proyección de un futuro planeta saludable con personas sanas, se basa en una nueva forma de pensar donde el modelo ‘crecer ahora, limpiar después’ se cambia a una economía de casi cero residuos para el año 2050.

Según esta perspectiva, la inversión verde de sólo el 2% del PIB de los países produciría un crecimiento a largo plazo tan alto como lo proyectamos actualmente, pero con menos impactos de cambio climático, escasez de agua y pérdida de ecosistemas.

En la actualidad, el mundo no está en camino de cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para 2030 o 2050. Por lo que se requieren medidas urgentes ahora, ya que cualquier demora en la acción climática aumenta el costo de alcanzar los objetivos del Acuerdo de París, y en algún momento lo hará imposible.

Además, el informe aconseja que adoptar dietas menos intensivas en carne y reducir el desperdicio de alimentos, tanto en los países desarrollados como en los que están en vías de desarrollo, reduciría la necesidad de aumentar la producción de alimentos en un 50%, para alimentar a las 9 o 10 mil millones de personas proyectadas en el planeta para el año 2050.

Hoy en día, según el informe, el 33% de los alimentos comestibles del mundo se desperdicia, y el 56% de los residuos se produce en los países industrializados.

Si bien la urbanización está ocurriendo a un nivel sin precedentes a nivel mundial, el informe dice que puede presentar una oportunidad para aumentar el bienestar de los ciudadanos, al tiempo que disminuye su huella ambiental a través de una mejor gobernanza, planificación del uso de la tierra e infraestructura verde. Además, la inversión estratégica en áreas rurales reduciría la presión para que las personas emigren.

El informe hace un llamado a la acción, para frenar el flujo de 8 millones de toneladas de contaminación plástica que se produce en los océanos cada año. Si bien el tema ha recibido una mayor atención en los últimos años, todavía no existe un acuerdo global para abordar la contaminación con plásticos.

Además, los científicos señalan los avances en la recopilación de estadísticas ambientales, en particular datos geoespaciales, donde resaltan que existe un gran potencial para avanzar en el conocimiento utilizando Big data, junto a colaboraciones más sólidas para la recopilación de datos entre socios públicos y privados.

De acuerdo con los autores, las intervenciones de políticas que abordan sistemas integrados, como la energía, los alimentos y los desechos, en vez de problemas individuales como la contaminación del aire, pueden ser mucho más efectivas. Por ejemplo, un clima estable y aire limpio están interconectados: las medidas de mitigación climática para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París costarían alrededor de US$ 22 billones, pero los beneficios para la salud combinados con la reducción de la contaminación del aire podrían ascender a US$ 54 billones adicionales.

“El informe muestra que ya existen políticas y tecnologías para diseñar nuevas vías de desarrollo, que evitarán estos riesgos y conducirán a la salud y la prosperidad de todas las personas”, dijeron Joyeeta Gupta y Paul Ekins, copresidentes del proceso GEO-6.

Lo que falta actualmente es la voluntad política de implementar medidas y tecnologías, pero a una velocidad y escala suficientes.

Ricardo Barra
Decano de la Fac. Cs. Ambientales
Investigador Centros EULA y CRHIAM
Universidad de Concepción.

Etiquetas