Opinión

Ni los primeros, ni los últimos

Por: Procopio | 06 de Marzo 2019

Se advierte desde el principio que lo que sigue es una fake news, sobre una situación que, con otro denominador, pueda perseguir similares propósitos.

Motivados por movimientos similares para el rescate definitivo de la democracia, un numeroso grupo de jóvenes y adultos, convocaron a una original Tomatón, un acto republicano de rechazo a prácticas oscurantistas y represivas, propias de etapas históricas ya superadas, para ejercer su derecho a beber en la vía pública.

Con ese propósito, en un parque de la urbe, se reunió un número considerable de ciudadanos y ciudadanas con envases diversos conteniendo bebidas alcohólicas. El ambiente era de mutuo regocijo, al ver el respaldo a una dinámica que salía al paso de restricciones obsoletas e inquisitoriales.

Pasados algunos minutos, se produjo un ambiente de fraternidad emocionante, los concurrentes demostraban abundantes virtudes de hermandad y solidaridad, después de numerosos otros brindis, hubo un brusco cambio de clima, con mutuas recriminaciones y algunos insultos, que después de algunos momentos resultaron en empujones y episodios de relativa violencia.

Se alzaron voces para iniciar en ese mismo momento una marcha al norte, en lo que sería la histórica Toma de Santiago, en repudio al desenfrenado centralismo. Lamentablemente, algunos de los asistentes estaban dormidos y no se enteraron de la elección de líderes, pero al final nadie se acordaba de los elegidos ni el motivo de la votación, optando por un confuso pero pacífico, regreso a sus casas.

PROCOPIO

Etiquetas