Opinión

La alimentación de verano y sus mitos

Por: Diario Concepción | 04 de Marzo 2019
Fotografía: Referencial

Sofía Godoy Toledo
Académica de Nutrición y Dietética Universidad San Sebastián

En días de calor muchas personas comienzan a preocuparse de perder el peso ganado en invierno. En la desesperación por eliminar kilos en forma rápida, lamentablemente, se cometen muchos errores. Es por este motivo que intentaremos derribar algunos mitos para que la pérdida de peso y la alimentación sean adecuadas.

Mito 1: Jugos y batidos detox para “purificar el organismo”.

Si bien el consumir batidos y/o jugos de una combinación de frutas y verduras son muy saludables por su importante aporte de vitaminas y minerales, no existe evidencia científica suficiente que afirme que este tipo de bebidas desintoxique o purifique el organismo (por sí solo es capaz de cumplir esta función con órganos como el hígado y el riñón).

Mito 2: En el verano se engorda menos por el calor.

El engordar no va en función de la estación del año, sino en la cantidad de energía (kilocalorías) que consumimos versus la que gastamos mediante la actividad física. Que sudemos más o menos debido al calor no tiene relación con la pérdida de peso o grasa. En el sudor sólo perdemos agua y electrolíticos, pero no grasa ni peso corporal permanente.

Mito 3: El beber más agua produce retención de líquidos.

En verano, al beber más agua, se retienen más líquidos y se gana peso, pero, aunque es cierto que necesitamos una hidratación mayor en esta época, también sudamos más y expulsamos el líquido retenido debido a la acción vasoconstrictora del calor.

Mito 4: “Súper alimentos” para el verano.

No existe suficiente evidencia científica que avale que un alimento por sí solo pueda entregarnos todos los nutrientes para sanar una enfermedad específica o disminuir el peso corporal.

Existen muchos mitos en torno a la alimentación por eso es importante informarse con fuentes confiables con aval científico y que no hay productos ni dietas milagrosas.

Mito 5: “La fruta tiene mucho azúcar”

Si bien tienen contenido de azúcar, específicamente fructosa, no es tan alto y además no es lo mismo comer azúcar propio de un alimento que añadida. No todos los carbohidratos son dañinos, de hecho, son nuestra principal fuente de energía. Los azúcares de la fruta son menos densos y esto hace que el azúcar en la sangre se eleve más lentamente, además de que las frutas aportan también vitaminas, minerales y fibra que favorece la saciedad.

Mito 6: “El aceite de coco es saludable”.

Se compone principalmente de grasas saturadas, lípidos dañinos para la salud y es el mismo tipo de grasa que encontramos en la mantequilla y en la carne. Si bien este aceite contiene también ácidos grasos de cadena media que tienen efecto beneficioso para la salud, esto no significa que contrarreste los efectos de las grasas saturadas que mayormente contiene. Según algunos estudios, el consumo de aceite de coco incrementaría el colesterol malo en la sangre, por lo que se debería evitar o limitar su consumo.

Etiquetas