Opinión

Ley de incentivo a inversión en I+D

Por: Diario Concepción | 04 de Diciembre 2018

En un contexto en que nuestro país destina cerca del 0.37% del PIB a Investigación y Desarrollo (datos al 2016 del Ministerio de Economía), siendo inferior al promedio de la OCDE que destina cerca del 2.38% a la misma fecha, cobra una gran relevancia la Ley N°20.241, publicada en el año 2008 y modificada el 6 de marzo del 2012, mediante la Ley N° 20.570, que establece un incentivo tributario a la inversión privada en este ámbito.

De esta forma, la citada normativa establece un beneficio tributario a empresas que tributan en la primera categoría de acuerdo a la ley de la renta, el que consiste en un 35% de crédito tributario contra el Impuesto de primera categoría sobre los gastos de I+D debidamente certificadas por Corfo. Pero esto no es todo, ya que el 65% restante podrá ser considerado como gasto necesario para producir la renta, independiente del giro de la empresa.

El monto mínimo a invertir debe ser de 100 UTM (aproximadamente $4.800.000), con un tope máximo anual del crédito tributario de 15.000 UTM (aproximadamente $720.000.000). Entre los gastos pertinentes para esta ley encontramos gastos corrientes y de capital (infraestructura, equipos, entre otros).

Cabe destacar que la utilización de este beneficio tributario para empresas que tributan con tasa del 25%, trae como consecuencia un ahorro tributario del 51,25% como porcentaje de lo invertido en I+D, mostrando con ello el impacto positivo que tiene la normativa, tanto desde el punto de vista tributario como financiero.

Mario Ortiz Sepúlveda
Académico  de Ingeniería Civil Industrial
Universidad San Sebastián

Etiquetas