Opinión

Día Internacional de la Discapacidad

Por: Diario Concepción | 01 de Diciembre 2018

Cuando terminamos una tradicional jornada de solidaridad y en la celebración del Día Internacional de la Discapacidad es necesario reflexionar y, sobre todo, llamar a las empresas a no bajar los brazos. Hoy más que nunca, con la nueva ley de inclusión laboral para personas con discapacidad, el país necesita que amplíen su visión y que refuercen su compromiso mediante el tránsito desde la solidaridad hacia la generación de una cultura organizacional inclusiva. Ahí está el desafío. En esa diferencia es que pasan de ser colaboradores en este ámbito a ser agentes de cambio.

Cuando una empresa u organización crea espacios de trabajo inclusivos y en los que se valora la diversidad, está declarando que la discapacidad no es un tema de uno ni de otro sector, sino que del país. Es una acción de compromiso con la justicia social y con el desarrollo sostenible de Chile, porque no sólo aportan a la diversidad sino que se nutren de ella, enriqueciendo sus propios negocios desde la innovación en lo humano y lo profesional. Es una ganada por partida doble.

En un tiempo más las empresas deberán manifestar cómo cumplirán con la ley 21.015, si será a través de contratación o implementando medidas alternativas en alianza con organizaciones sociales que trabajen en esta temática o con la contratación de servicios de otras empresas que tengan empleadas a personas con discapacidad.

Ambas vías serán un aporte importante, sin embargo la primera de ellas es la que ayudará a generar un cambio de cultura empresarial, a normalizar la discapacidad y a que tengamos generaciones más conscientes y activas que no discriminan negativa ni positivamente. Sólo haciendo parte a las personas con discapacidad, sin prejuicios y en igualdad de condiciones, es cuando entenderemos que la discapacidad no las define.

María José Escudero
Directora Ejecutiva Fundación Ronda

Etiquetas