Opinión

Menos es más: la estrategia para ahorrar

Por: Diario Concepción | 02 de Noviembre 2018

En una economía de mercado ahorrar es una actividad muy importante para hacer frente a las necesidades futuras, aprovechar las fluctuaciones de precios e invertir. No obstante, sabemos lo difícil que es ahorrar, Para hacerlo necesitas controlar tu consumo y, en un modelo de mercado que estimula el consumo de sus ciudadanos vía estrategias de marketing cada vez más sofisticadas, la tentación del gasto es mayor.  En Latinoamérica, Chile es el país que más metros cuadrados de mall tiene por cada 100 habitantes. Aparentemente, las condiciones están dadas para que nuestros salarios se dirijan rápidamente al consumo presente.  Por otra parte, la utilización de tarjetas de crédito (deuda), es muy aceptada por nuestros consumidores nacionales. La deuda disminuye mi consumo futuro, esto implica que cuando tenga que pagar la cuota voy a utilizar las rentas que podían ser destinadas a ahorro.

Muchas personas que tienen intenciones de ahorrar llegan a fin de mes y se dan cuenta que su salario nuevamente no alcanzó para ahorrar. ¿Qué estrategia podemos utilizar para revertir este resultado?  Para comenzar, debemos entender una valoración esencial del ser humano “más vale menos y menos vale más”. El ser humano cuando ve mucho de algún bien lo valora poco y cuando ve poco de este lo valora bastante.

Cuando tenemos todo el dinero de nuestro salario y se inicia el mes, el dinero se nos escurre de las manos fácilmente. Caminamos por los centros comerciales y supermercados y el número de necesidades se multiplica. Esto ocurre porque tengo más y, por lo tanto, vale menos (entrego mi dinero sin mucho dolor). Cuando llegamos al final del mes tengo menos y me doy cuenta que puedo sobrevivir con poco, el dinero se cuida más, es decir, vale más.

Si nosotros pensamos en el ahorro como un bien y de esta forma poder compararlo con las múltiples necesidades que tiene un individuo, sería un bien de lujo.  Si no ahorro no me muero, no es una bien de primera necesidad.

De esta forma, si ahorras al final del mes no lograras tu objetivo, en ese momento tu dinero vale más y no lo destinarás al ahorro que un bien de lujo (priorizarás lo esencial).

La estrategia óptima consiste en ahorrar al principio del mes cuando el dinero vale menos y es más probable destinarlo a un bien que no es elemental. Prueba y comienza a disfrutar los beneficios del ahorro.

Denis Muñoz F.
Magíster en Economía Aplicada y académico de la
Universidad Andrés Bello sede Concepción

Etiquetas