Opinión

Quién es el bruto y quién el animal

Por: Procopio | 11 de Agosto 2018

Se ha puesto de moda cuidar a los animales, todo un dispositivo legal parta la protección de los derechos de las mascotas, de aquellos en cautiverios, el veto a su empleo en circos, las medidas cautelares para su mantenimiento y bienestar.  Las redes sociales se encargan de aniquilar a quienes maltratan a los animales. Ya era hora.

No significa, como pueden argumentar los detractores de tales medidas, de cambiar o confundir las prioridades, que se trate de postergar otras circunstancias dolorosas que también ocurren, incluyendo a los propios hombres y mujeres, grandes o pequeños. Se trata de impedir la crueldad y la violencia.

Muchas veces se piensa que las personas que defienden a los animales, son personas sentimentales y sin fundamentos que defienden a  gatos y perros, a caballos abusados de edad avanzada y miseria fisiológica y que no piensan en el sufrimiento humano. Sin embargo, la defensa de los animales se basa en un principio de tolerancia y respeto hacia la vida tanto humana como no humana. El abuso de los animales es comparable al abuso históricamente abundante  de algunos grupos de poder sobre otros menos afortunados.

En Chile en el año 1989 se establece la ley 18.859 que dice lo siguiente: “el que cometiere actos de crueldad con animales será castigado con la pena de presidio menor en el grado mínimo y a multas de 1 a 10 ingresos mínimos”. La actual ley 20.380, obliga, proteger y respetar a los animales, con el fin de darles un trato adecuado y evitarles sufrimientos innecesarios. Como la anterior, se aplica poco, faltan quienes se encarguen de hacerla valer, pero cualquiera de nosotros puede invocarla y pedir su aplicación, hacerse el ciego o el sordo ha permitido demasiado sufrimiento a  gentes y otros seres vivos.

PROCOPIO

Etiquetas