Opinión

Equidad de Género como política institucional

Por: Diario Concepción | 01 de Julio 2018
Fotografía: Archivo

Lucía Saldaña Muñoz
Directora de Equidad de Género y Diversidad
Universidad de Concepción

Las universidades chilenas viven un momento histórico. Por un lado, algunos gobiernos universitarios han planteado la necesidad de avanzar en equidad de género, propiciando la institucionalidad necesaria para este fin. Por otro, el contexto nacional e internacional han apuntado a un cambio sustancial en la cultura y estructura organizacional que las cobija. Por ello, nos encontramos en el momento propicio para la incorporación y transversalización de la perspectiva de género al interior de estos espacios.

El enfoque de género permite evidenciar y relevar los patrones socioculturales que generan y reproducen desigualdades entre mujeres y varones, haciendo visibles las injusticias existentes por condición de género. Estas se manifiestan en los espacios universitarios en desafíos como las brechas salariales y limitaciones en la carrera laboral, la subrepresentación femenina en cargos de poder, la corresponsabilidad en el desempeño laboral y familiar y las consecuentes políticas de conciliación. Asimismo, se observa en abusos de poder de tipo sexual o laboral, todo lo cual se vincula a prácticas sistemáticas de dominación masculina, evidenciando las desigualdades de derechos y oportunidades entre los géneros.

Al reconocer el carácter relacional y dinámico entre estos, se hace imperioso modificar la cultura universitaria, a partir de la participación de varones y mujeres en este desafío. Ello demanda realizar acciones que consideran la integración de esta perspectiva en la formación de estudiantes y en la inducción a personal docente y funcionario. Esto requiere propiciar e instalar buenas prácticas en las relaciones de género, a través de la generación de normativas que permitan mejorar la convivencia universitaria, resguardando el respeto a todas las personas y erradicando prácticas de acoso sexual, violencia de género y discriminación.

En este contexto histórico, la invitación es al trabajo conjunto y propositivo en la creación de nuevas culturas universitarias, lo que será una contribución no solamente a la equidad de género en los espacios educativos, sino también a la formación de profesionales que impacten luego en distintos ámbitos del quehacer en nuestra sociedad. Consecuentemente, destaca el trabajo que está realizando la comunidad Universidad de Concepción, que avanza a través de propuestas e implementación de medidas concretas a partir de la participación de los diversos estamentos. Buscamos que el diálogo y el trabajo colaborativo permitan la construcción de una nueva cultura universitaria, que integre la equidad de género como uno de sus pilares fundamentales.

Etiquetas