Opinión

Violencia e indefensión

Por: Diario Concepción | 05 de Mayo 2018
Fotografía: Diario Concepción

Jorge Porter Taschkewitz
Ingeniero Civil UdeC

Estudios de institutos europeos indican la importancia del estilo de educar de los padres a sus hijos, y también del colegio, según el tiempo que los padres le puedan dedicar a esa labor. También indican que la televisión, la publicidad, los juegos y ahora el trato en las redes sociales influyen en su comportamiento, especialmente en el tema de la violencia.

Los “baby boomers” recibimos la televisión más o menos creciditos, las generaciones posteriores nacieron con ella, y esos estudios tratan de determinar cómo los ha afectado, así como a los millenials les ha afectado YouTube, los tablets y otros, y a la generación Z con Twitter, WhatsApp, Instagram y otras aplicaciones y redes sociales.

La violencia, desgraciadamente, ha sido y es parte de nuestras vidas. En los últimos días esta ha campeado a nivel mundial, y los ciudadanos comunes vemos atónitos como las instituciones que se supone nos deben defender, no lo hacen.

El caso de la niña chilena Ámbar, violentada y asesinada por la pareja de una tía que había obtenido la tuición, en un proceso cuestionable, por parte del sistema judicial chileno.

Una joven en España, violada por 5 delincuentes, en que los jueces españoles minimizaron el hecho en una decisión descriteriada, declarando que sólo era un abuso porque no se veía en los videos una real oposición por parte de la víctima y por eso decidieron penas bajas.

El niño inglés Alfie, aquejado por una enfermedad irreversible fue desconectado de la máquina que le permitía respirar con mayor facilidad, orden emanada por jueces y sin el consentimiento de los padres quienes hicieron todos los esfuerzos por llevarlo a Italia donde les habían ofrecido tratamiento. Alfie vivió 5 días más desde que lo desconectaron del respirador.   Es violencia institucionalizada.

Existe un hilo conductor de erróneas, dramáticas y mortales decisiones.

Menciono la columna del Doctor en Derecho, Sr. Max Silva Abbott, en la prensa penquista en febrero de 2018, en la cual escribió sobre “un creciente activismo judicial, el cual consiste en la tendencia de varios juzgadores a fallar más o incluso únicamente de acuerdo con su criterio que ateniéndose a lo establecido por las normas en las que debieran fundamentarse”.  Y que esto está sucediendo tanto nacional como internacionalmente, en una delicada situación de mayor desconfianza.

Es tiempo del Defensor del Pueblo, una institución que vele por la calidad y oportunidad de las acciones de todos los órganos, empresas, servicios y agentes de la Administración del Estado y de los agentes privados cuando ejerzan las funciones de aquellos.

Etiquetas