Opinión

Mujeres pueden parar el mundo

Por: Procopio | 09 de Marzo 2018

Ese fue el lema principal de la huelga feminista realizada en España ayer, 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer, materializada mediante 120 manifestaciones, que culminaron con una  jornada de protestas desde los diferentes ámbitos de la sociedad.

En una de las jornadas del Día Internacional de la Mujer más globales que se recuerda, con movilizaciones convocadas en más de 170 países, las mujeres con poder de decisión se han sumado a la jornada de protesta anunciado más reformas para avanzar en el camino de la igualdad de género en el trabajo, la política o la educación.

Se expresa en esta movilización las principales y reiteradas ideas fuerza del movimiento; mostrar la importancia del papel central de la mujer para la sociedad, para los hogares, para el funcionamiento de las ciudades. Si bien es cierto la huelga busca  corregir aspectos económicos y laborales, tiene además motivos sociales del trato desigual, de una implícita y persistente valoración de inferioridad.

A nivel global, no faltan los motivos, que transversalmente se expresan en todas las latitudes,  los factores de la desigualdad , como la  brecha salarial, la discriminación negativa, la subvaloración, la violencia machista con el inaceptable componente de violencia y el maltrato, el acoso sexual  y la injusticia en las responsabilidades domésticas.

No es un día de celebración, no es una ocasión para repartir ramos de rosas, saludos cordiales  o cajas de chocolate, es el momento de aceptar como inadmisible la disparidad de los géneros en cuanto a derechos, que son comunes a la común condición de ser humano, es un asunto de elemental justicia, de impostergable reparación, no de gestos ocasionales de buenas maneras.

 

                      PROCOPIO

Etiquetas