Opinión

Nuevo intendente y sus desafíos

Por: Diario Concepción | 01 de Marzo 2018
Fotografía: Cedida

Por: Lucas Serrano Barraza
Académico de Administración Pública
Universidad San Sebastián

Tras meses de especulaciones, el actual diputado Jorge Ulloa fue designado como intendente de la Región del Biobío.  Este nombramiento no fue sorpresivo, ya que aun cuando su nombre no sonaba tanto como otros, Ulloa fue candidato para quedarse con la intendencia desde el día uno. Además responde a los requisitos que se impusieron para elegir a nuestro intendente: ser UDI y tener un perfil político.

Estos requisitos se explican porque el partido gremialista es la colectividad política más fuerte de Chile Vamos en la región, mientras que la necesidad de elegir a alguien político en el cargo responde a la futura elección de gobernadores regionales, que en tres años más remplazarán a la figura del intendente.

En ese sentido, la necesidad de tener un intendente que no solo maneje la trastienda y los códigos políticos en la región, sino que también sepa ganar elecciones hizo que la balanza se inclinara por Ulloa. El actual diputado por Talcahuano – Hualpén a pesar de haber perdido la última elección legislativa, logró ganar siete veces consecutivas la diputación desde el año 1989 hasta las elecciones del año pasado, cuando sus 15 mil votos no le alcanzaron para quedarse con un cupo en el Congreso.

A pesar de cumplir con estos requisitos, los desafíos que tendrá el nuevo intendente son varios: organizar la región sin la provincia de Ñuble, la alta situación de pobreza y desempleo que aqueja a la provincia de Arauco, la vialidad en el Gran Concepción y los problemas del sector pesquero en la región, solo por nombrar algunos de los frentes donde el futuro intendente tendrá que pelear duras batalla.

Hay que decir que Jorge Ulloa no solo destaca por ser uno de los intendentes más políticos de los quince que nombró el Presidente Sebastián Piñera, sino también por su cercanía al ala más dura de la UDI. Así, otro de sus desafíos será ganarse el apoyo popular de los sectores que están fuera de su partido y de su coalición, algunos de los cuales ven con cierto resquemor su nombramiento.

Esto último cobra más fuerza si consideramos la elección de gobernador regional, ya que si Chile Vamos se quiere quedar con dicho cargo, el desempeño y el apoyo popular que tenga Ulloa durante su paso por la intendencia serán fundamentales.

Etiquetas