Opinión

Puntualidad británica (next level)

Por: Diario Concepción | 06 de Febrero 2018

Mientras en Chile las redes sociales y los medios de comunicación reventaban por la mala educación y falta total de empatía del ex tenista profesional Marcelo Chino Ríos, en Reino Unido el tema del día también abordaba un tópico diametralmente opuesto. El secretario de Desarrollo Internacional del Reino Unido, Michael Bates, venía de  presentar su renuncia por llegar un minuto tarde al Parlamento Británico, retraso que le impidió  contestar a una pregunta formulada por la diputada laborista Ruth Lister.

En un tono apesadumbrado, en las antípodas de la desafortunada intervención del tenista chileno, Lord Bates expresó: “Siempre he creído que debemos elevarnos a los más altos estándares de cortesía y respeto al responder en nombre del gobierno a las legítimas preguntas de la legislatura. Estoy completamente avergonzado. No estuve en mi lugar y, por lo tanto, ofreceré mi renuncia a la primera ministra con efecto inmediato”.

Acto seguido, abandonó el estrado, ante la sorpresa de los legisladores asistentes, quienes a viva voz le pidieron que se quedara. Si bien su renuncia no fue aceptada por la  Primer Ministro Theresa May, las sentidas palabras de Lord Bates, su tono de vergüenza, su disculpa y su actitud, le valieron un reconocimiento global, abriendo un debate amplio que a los chilenos nos convendría abordar: el de  la importancia de la puntualidad, el de aceptar que nuestros actos u omisiones pueden afectar a otros y el tener la humildad para pedir perdón cuando nos equivocamos, asumiendo las consecuencias, incluso de faltas “pequeñas”.

Una lástima que en vez de eso, hayamos perdido valiosas horas comentando, una vez más, la pésima actitud y peor ejemplo de un (ex) ícono del deporte nacional.

 

PIGMALIÓN

Etiquetas