Opinión

Conflictiva relación de perros y gatos

Por: Procopio | 06 de Diciembre 2017

Tradicionalmente descritas, desde tiempos olvidados de la historia, como especies en perfecto estado de antagonismo, siempre dispuestas a entablar luchas sin cuartel, impedidas por motivos de la madre naturaleza de entablar relaciones amistosas duraderas, la relación dicotómica de perros y gatos ha ocupado sorprendentes espacios en la literatura científica, situación debida posiblemente a la coexistencia, no del todo pacífica, entre admiradores irrenunciables de los gatos y adoradores de sus perros a extremos inverosímiles.

A pesar de saber que los perros y los gatos son dos especies diferentes, los científicos insisten en compararlos. Un avance notable ha sido el diseño del “Cociente de Encefalización” que fue desarrollado para comparar la inteligencia con el peso del cerebro en relación al tamaño del cuerpo de un animal; según ese método resulta que los perros son más inteligentes que los gatos

La contraparte, presa de comprensible indignación, esgrime el argumento que el número de neuronas es un mejor  indicador de la inteligencia que el tamaño del cerebro… y en esta área los gatos son mejores con 300 millones de neuronas en su corteza cerebral en comparación con los perros que tiene 160 millones.

La contrarréplica, echando mano a la antropología, ya que este tipo de contiendas todo vale, es que la investigación sugiere que las estrechas interacciones sociales de los perros con los humanos ha hecho, progresivamente, que los perros sean más inteligentes con el tiempo, mientras que los gatos no han mejorado.

En ambos bandos se ha insinuado que debería medirse la inteligencia de los cuidadores de las mascotas, ya que habría, significativas y sorprendentes diferencias. El tema se encuentra ampliamente abierto.

 

                   PROCOPIO

 

Etiquetas