Opinión

Globalización y trabajo

Por: Diario Concepción | 05 de Diciembre 2017
Fotografía: Diario Concepción

Por: Pamela Espinosa B.
Psicóloga, Coach Profesional Pontificia Universidad Católica de Chile (p)
bac.cafeconcepcion@gmail.com

¿Sabía usted que Chile, de acuerdo a la mirada de muchos países latinoamericanos, es uno de los países más atractivos para vivir y trabajar? Entre los atributos están la estabilidad económica, el idioma, la seguridad y en general el buen trato en el trabajo, comparado con la realidad de los países de origen.

Estos y otros aspectos, favorecen que la gente llegue en busca de mejores oportunidades de vida y trabajo. Sin ir más lejos, Chile entre el 2010 y 2015 ha aumentado las cifras de inmigración en un 4,9%, según el informe de Coyuntura Económica de Latinoamérica y el Caribe de la Cepal y la OIT.

Además, un alto porcentaje de las personas inmigrantes, tiene mayor escolaridad. Según el informe el 79,4% de los inmigrantes tenía una calificación académica de más de 10 años de estudios. De acuerdo a las palabras del investigador del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social y académico de la U. Católica, Roberto González: “El no tener barreras idiomáticas para muchos es un atractivo, sumado a la buena empleabilidad, estabilidad, seguridad y el dinero que ganan en sus países de origen”.

Después de leer estos análisis, me pregunto: ¿somos conscientes del país que tenemos? Sabemos que hay una gran brecha de crecimiento económico y desarrollo social, sin embargo Chile ofrece buenas oportunidades de progresar (Ranking de Prosperidad del Instituto Legatum); ¿Aprovechamos los chilenos estas oportunidades?
En mi opinión creo que pasamos mucho tiempo quejándonos de la situación laboral que tenemos más que aprovechándola, perdiendo el tiempo, “sacando la vuelta” y en general con mucha inconsciencia de que la oferta de mano de obra calificada va en aumento y de que nadie tiene asegurado su puesto de trabajo.

El desempeño laboral de muchos chilenos tiene “distractores” que disminuyen la productividad: Estar conectados constantemente a las redes sociales mientras estás laborando, el desayuno al llegar al trabajo y un sin fin de actividades que puede jugarnos en contra frente a una persona que tiene el firme deseo de dar lo mejor de sí y a un menor valor.

La invitación es a hacerse más competitivo: adquiera un segundo idioma, desarrolle sus habilidades y ábrase a ser un mejor trabajador hoy mismo en lo que ya está haciendo, no espere a tener la situación laboral perfecta para comprometerse a dar lo mejor de sí. La inmigración trae ventajas de desarrollo para los países, pero necesitamos prepararnos y aprender a integrarnos generando ventajas, desarrollo y oportunidades para todos.

Etiquetas