Mundo

Salió a la luz desconocido testamento de Pablo Escobar

Por: Tomás Cid - La Tercera | 05 de Marzo 2018
Fotografía: Contexto | La Tercera

Millones de dólares, autos lujosos, propiedades e incluso, obras de Salvador Dalí, fueron parte de las posesiones del capo de la droga, que sigue haciendo noticia 25 años después de su muerte.

La revista Semana, reveló el primer testamento que escribió el capo de la droga colombiano, Pablo Escobar, durante 1980. Ese mismo año, Escobar lanzó su campaña política, junto al Partido Liberal.

El documento no contiene cantidades específicas de dinero ni hace una repartición de sus propiedades, pero sí da cuenta de una serie de obras de arte y antiguedades, pertenecientes a la familia Escobar Henao, entre las que se encuentran obras de Salvador Dalí, Auguste Rodin y Fernando Botero, entre otros. De acuerdo a La Tercera, estos bienes habrían sido vendidos para saldar deudas, aunque aún hay una parte de la fortuna de Pablo Escobar, que continúa en posesión de sus cercanos.

El 3 de octubre de 1980, Pablo Escobar acudió a la Notaría Cuarta de Medellín, para firmar el documento. En este, entregó la mitad de sus bienes a su esposa, Victoria Eugenia Henao. Su entonces único hijo, Juan Pablo Escobar, recibiría lo que le correspondiese por ley, además de su colección de automóviles clásicos y antiguos. Los padres y hermanos del capo, se quedarían con el 99% de la cuarta parte de su fortuna, siendo el 1% restante, otorgado a una de sus tías.

“Estábamos dispuestos a cumplir al pie de la letra su voluntad expresada en que el 50% le correspondía a mi madre como socia conyugal, el 37,5% era para mí y el 12,5% restante, denominado la Cuarta Libre Disposición, para mis abuelos, Hemilda y Abel, para mis tíos paternos y una tía suya”, sostuvo Juan Pablo Escobar en el libro “Mi Padre“, reconociendo la existencia del testamento.

Escobar escribió un segundo testamento, luego del nacimiento de su hija Manuela, en 1984. Según consignó el medio citado anteriormente, este documento le entregaba la “cuarta de mejoras que la ley otorga” a Manuela, incluyendo bienes, muebles, enseres, electrodomésticos, adornos y porcelanas. Otro cambio que hubo respecto al primer testamento, fue el hecho de que Escobar dejó fuera a algunos de sus hermanos y declaró una fortuna de 120 millones de dólares, lo cual no coincidía con la tasación hecha por Forbes, a finales de los 80′, que estimaba la fortuna del narcotraficante en US $3.500 millones.

El Juzgado Primero de Antioquia, decidió embargar una serie de muebles e inmuebles que pertenecieron a Escobar, y que hoy se encontraban en posesión de Aura Ofelia Vásquez y Luz Marina Velásquez Velásquez, madre y hermana de John Jairo Velásquez, conocido como “Popeye“, uno de los terratenientes del capo de la droga. Asimismo, se declaró la extinción de dominio de dos locales comerciales en Domo, un centro comercial en El Poblado y un Mercedez-Benz, que pertenecían a Victoria Henao, viuda de Pablo Escobar.

Victoria, Juan Pablo y Manuela viven desde 1994 en Buenos Aires, Argentina. El gobierno colombiano les dio nuevas identidades y han llevado una vida relativamente tranquila. El hijo, llamado ahora Juan Sebastián Marroquín, ha publicado dos libros acerca de su padre.

En uno de estos libros, “Mi , afirma que “(…) los Escobar Gaviria recibieron numerosas propiedades libres de apremios judiciales. Los bienes en su mayoría rurales, lotes en Medellín, la casa azul en Las Palmas, un departamento cerca de la Cuarta Brigada y la casa del barrio de Los Colores”, en alusión a gran parte de los bienes de Pablo Escobar, que la justicia de Colombia aún no ha tocado.

De acuerdo con La Tercera, Marroquín también afirmó, en entrevista con El País en 2017, que la familia nunca vio la fortuna de su padre, y que esta terminó en manos del cartel del Cali. “Nos exigieron que entregáramos la totalidad de los bienes como parte del botín de guerra. La consigna era simple: si esconden una sola moneda los matamos”, declaró.

Etiquetas