Editorial

El papel del aeropuerto en el desarrollo regional

Además del transporte de pasajeros, puede ser utilizado como terminal para cargas, teniendo como antecedente que sólo a mayo del presente año se ha llegado a casi US$ 9 millones en exportaciones desde el Bío Bío, mientras el año pasado se llegó a US$ 10 millones.

Por: Editorial Diario Concepción | 04 de Julio 2019
Fotografía: Raphael Sierra P.

Hay muchas maneras de describir la dinámica que se desencadena cuando surge la posibilidad de realizar una obra mayor, en las regiones, la multitud de instantáneas barreras, la pléyade predecible de opositores, o de quienes tienen aún otras mejores ideas, hasta que el proyecto original se estaciona, a la espera de otros debates y otros actores.

Un ejemplo puede ser el Biotrén a Penco, surge un comentario que puede ser descrito como lugar común; el difícil camino que tiene que recorrer la propuesta, frase, que es casi un modelo para cada proyecto que comprometa un presupuesto ligeramente por encima de lo habitual, o un grado de complejidad en cualquier proyecto en grande para las regiones; el largo camino por recorrer.

Es por eso que los proyectos mayores para las regiones, como un sistema de transporte integrado, deben estar preparados para un largo vía crucis, el que ha sido emprendido hace tiempo con iniciativas que siguen en gran parte en condición de estudio, a un horizonte de varios años, decenios incluso, con la posibilidad que se apaguen los ánimos de los que, con justicia, exigen igualdad de trato en el territorio chileno.

En el caso específico de nuestra región, se da por reconocida su capacidad exportadora, su desarrollo universitario y su eventual papel de capital de la macro zona sur. Para ser consecuentes con ese grado de importancia tiene que haber en todos los actores un convencimiento cabal que los proyectos necesarios no tienen que ser obligatoriamente sucesivos, sino muchas veces simultáneos, para que desde temprano se cumplan los indicadores de desarrollo local y, por supuesto, del país en su conjunto, con claro impacto positivo, tanto social como para al Producto Interno Bruto.

En razón de lo anterior, parecen particularmente atinados los argumentos del presidente de la Mesa de Comercio Exterior, en relación al aeropuerto, al señalar que éste debería ser internacional, formando parte del programa de la “Red de Aeropuertos”, anunciada por el Ejecutivo, lo que debe resultar, no sólo en ofrecer servicios de operación internacional en el al transporte de pasajeros, sino, además, para ser utilizado como terminal para cargas que vayan al extranjero, teniendo como antecedente que sólo a mayo del presente año se ha llegado a casi US$ 9 millones en exportaciones desde el Bío Bío por vía aérea, mientras el año pasado se llegó a US$ 10 millones.

Al tener el aeropuerto estándar internacional, se puede llegar a tener naves de carga, una salida expedita para la exportación de productos marinos, fruta y flores, importación de semillas para una procesadora de Cabrero, una puerta de salida para la agroindustria regional, el Intendente alude, en este ámbito, a la posibilidad de tener un predio de unos 4 km de extensión, que se ubicaría en el cabezal norte de Carriel Sur para establecer puntos de almacenamiento de carga.

Sin embargo, este proyecto debe encadenarse con el sistema integrado de transporte, una red que permita la movilización de personas y productos de modo rápido, eficiente y seguro. Una severa prueba para los ministerios involucrados y los actores locales, que deberían desempeñar una cercana tarea de gestión y supervisión, transformar una serie de proyectos inconexos en un plan de región que atienda a las necesidades inmediatas y las proyectadas para un futuro predeciblemente muy distinto al actual presente.

Etiquetas