Editorial

El perfil de los actuales estudiantes de pedagogía

Por: Editorial Diario Concepción | 09 de Octubre 2018
Fotografía: Agencia UNO

La Evaluación Nacional Diagnóstica de la Formación Inicial Docente, es una herramienta reciente para observar el progreso de los estudiantes de las carreras de Pedagogía en el cumplimiento de su perfil de egreso. Quienes rindieron estas pruebas fueron los estudiantes que buscan titularse como educadores o profesores, que han cursado su penúltimo año de carrera. En 2017 se inscribieron un total de 20.215 para sus dos aplicaciones, de los cuales la rindieron efectivamente 17.971 estudiantes, equivalentes al 88,9% de los inscritos, es decir, cerca de cinco mil participantes más que los del año 2016.

Los estudiantes que rindieron estas pruebas corresponden a las cohortes de ingreso a pedagogía de años anteriores a la entrada en vigencia de la Ley N°20.903, con mayores exigencias para la admisión de estas carreras. La evaluación, de carácter formativo,  es requisito de titulación para los estudiantes, la información que de ella se deduce es fundamental para las carreras respecto de los avances y retrocesos en sus procesos formativos, y sirve para implementar los cambios que parezcan aconsejables y crecer en la cultura de la calidad.

Los resultados en esta oportunidad permiten conocer el perfil de los jóvenes que estudian Pedagogía en Chile, para empezar, el género, ya que de los casi 18.000 estudiantes que participaron en esta evaluación, el 71% corresponde a mujeres y  el 29% a hombres,  con una edad promedio de 26,7 años.

La condición socioeconómica, posiblemente reflejada por los tipos de colegios de origen de los estudiantes, es elocuente. El 54,1% de los estudiantes provienen de establecimientos particulares subvencionados; 36,8% de establecimientos municipales y solo un  9% que provienen de establecimientos particulares pagados. Además, hay un par de datos que tienen un significado especial: que poco más de la mitad de los estudiantes tienen un familiar cercano que se desempeña como profesor y que para tres de cada cuatro estudiantes la carrera de pedagogía fue su primera opción. En ambas situaciones un posible y fuerte componente vocacional.

El nivel de desempeño en situaciones pedagógicas es satisfactorio, con solo un 15% aproximado de estudiantes con niveles bajos, a excepción de las carreras de educación parvularia y diferencial que muestran un 50% con ese nivel. En contraste con el nivel de desempeño insatisfactorio,  en habilidades de comunicación, en el cual se ubica cerca del 70% de los alumnos, que  informa de dificultades para elaborar un texto, con manejo inconsistente de las normas de expresión escrita.

En cuanto a la distribución de resultados en las pruebas de conocimientos pedagógicos y disciplinares y didácticos, la mayoría de las carreras muestra rendimientos sobre los promedios nacionales, no así en educación básica, donde un 59,6% de las instituciones se concentra bajo los promedios nacionales en ambas pruebas, un importante desafío institucional, ya que  los profesores de este nivel representan más de la mitad de los docentes de aula del país.

Es rescatable el hecho que la gran mayoría de los estudiantes se encuentren satisfechos con sus carreras y con sus niveles de aprendizaje, sería deseable, sin embargo, una mayor autocrítica,  el desarrollo de una actitud de mayor exigencia y esfuerzo, justamente porque la tarea que tendrán por delante es una de las más trascendentes para la Patria.

Etiquetas