Editorial

Tiempo de asumir la inteligencia artificial

Por: Editorial Diario Concepción | 07 de Julio 2018
Fotografía: Contexto

En tiempos de turbulencia puede resultar muy riesgoso perder de vista los cambios del entorno, refugiarse en las realidades conocidas de la rutina para no enfrentar las altas y permanentes demandas del progreso, hacer una insuficiente lectura de los signos.

Un nuevo libro publicado en China, está dirigido a los estudiantes, en él se explica la historia y usos del procesamiento automático y aprendizaje desde los datos. Relatos que sitúan  a los jóvenes en un mundo donde muchas de las determinaciones y procesos son mediadas por tecnología de inteligencia artificial. Las situaciones descritas no están ubicadas en un futuro remoto, sino a la vuelta de la esquina; se trata de chinos viviendo en el año 2028.

Con el título Fundamentos de la Inteligencia Artificial, el libro de texto es lectura obligatoria en 40 colegios chinos. En sus nueve capítulos se cubren temas que van desde la historia de la inteligencia artificial hasta su uso actual en sistemas de seguridad pública.  La publicación se inserta en un ambicioso plan que comenzó hace seis meses, al anunciar el gobierno chino que el país aspiraba a liderar la carrera mundial en el campo de la inteligencia artificial para el año 2030.

Los profesores universitarios de ese país están conscientes que la nueva ola de la tecnología puede sorprender a las comunidades académicas las cuales pueden quedar fuera de las hipercarreteras del progreso, ya que se requiere de una masa crítica de talentos difícil de reunir.  En la explicación de un profesor de la Universidad de Hong Kong, institución colaboradora con la creación del libro, “el sector de la inteligencia artificial se enfrenta a una escasez de talentos en todo el mundo” . En ese sentido, la iniciativa pretende sacar  la tecnología del ámbito limitado y hasta cierto punto hermético de las universidades y llevarla al área común de los aprendizajes, partiendo en las escuelas.

El proyecto no tiene nada de sorprendente para un país que históricamente ha planeado su futuro con mucha anticipación, ya en 2014 China declaraba poseer la red 4G más grande del mundo, mientras el Ministerio de Industria y Tecnología Informática señalaba un papel importante en el sector, al convertirse en el mayor mercado para las telecomunicaciones. En el primer trimestre de ese  año, los ingresos por consumo de la información se incrementaron un 22,3 por ciento. Estos datos suponen un 11,4 por ciento más rápido que el crecimiento general de los otros ingresos. Los analistas esperan que el consumo informativo sea el nuevo conductor del crecimiento económico de China

En consecuencia, el Ministerio aludido lanzó un documento en el que identifican a los jóvenes como actores clave dentro de este plan y en el que alientan a los colegios a crear alianzas con universidades y empresas para potenciar talentos. Si este proyecto tiene buenos resultados, China espera incluir la asignatura de inteligencia artificial en los planes educativos de todo el país.

La reforma educacional chilena, complicada con las practicidades y los conflictos ideológicos, ha postergado este tipo de asuntos, la calidad, para empezar y la relevancia de los contenidos, por otra. Como puede apreciarse en estas circunstancias, se requiere de la tecnología como instrumento en vez de distractor, la capacitación para el uso de la inteligencia artificial, sin el riesgo de disminuir la propia y humana inteligencia.

Etiquetas