Editorial

El abandonado aseo de las playas

Por: Editorial Diario Concepción | 10 de Enero 2018
Fotografía: Copesa

Ha empezado la temporada de playas, los cientos de lugares a lo largo de nuestro extenso litoral, para el esparcimiento y el descanso de miles de chilenos, en una actividad estival al alcance de todos, con el descubrimiento repetido que éstas son un recurso que suele ser utilizado abusivamente, por lo tanto las investigaciones realizadas anteriormente para mediar esta situación no resultan, lamentablemente, obsoletas, muy por el contrario, parecen tener ahora mayor actualidad.

La tendencia se ha registrado desde hace bastantes años, de esa manera, según las investigaciones del  programa de Ciencia Ciudadana, liderado por investigadores de la Universidad Católica del Norte (UCN), la cantidad de basura presente en las playas de Chile se duplicó entre el año 2008 y el año 2012, llegando a un promedio nacional de 4,4 unidades de basura por m2.

En términos concretos, según los autores del estudio, “esto quiere decir que, a cada paso dado en la playa, uno puede encontrarse con al menos dos  unidades de basura”,  los desechos que la componen son parte de la desagradable experiencia de cualquier veraneante, los plásticos, incluyendo envoltorios, bolsas y botellas, pero también hay una alta proporción de vidrios y metales. Si los primeros pudieron haber sido traídos por las mareas, éstos últimos, que no flotan,  han sido botados directamente por los usuarios o dejados allí a medio enterrar, una conclusión que se facilita al advertir que la mayor parte de la basura es encontrada en las partes altas de las playas, lejos de la orilla, una situación que  se replica en todo el país.

Los científicos de la UCN, al realizar el año pasado el Tercer Muestreo Nacional de Basura en las Playas, -el cual  se desarrolló en 39 de las principales playas del país- reveló que las  de la Región de Antofagasta son las que presentan el más alto índice de basura a nivel nacional, con el triste récord de ser la región con más basura en ese sector. Mostrando 8,67 unidades de basura por metro cuadrado en 2008, 11,43 en 2012 y 12,96 en 2016. A la región nortina le siguen la del Bío Bío con un promedio de 2,3 unidades de basura por metro cuadrado, y del Maule con 1,79 unidades.

El estudio señaló que “respecto a los tipos de basura encontrados, el mayor porcentaje correspondió a plásticos (28,42%), colillas de cigarros (38,87%). Los plásticos predominaron en todas las zonas del país, un indicador inquietante. por la posibilidad de su paso al mar, sobre todo en  Isla de Pascua, con una notoria predominancia de plásticos (75,31%), en cambio en Juan Fernández hubo mayor diversidad de basura, aunque mayoritariamente vidrios .

Es esperable que con una creciente consciencia de la necesidad de cuidar el medio ambiente, particularmente con las campañas para erradicar el uso  bolsas plásticas para protegerla ecología de  los océanos, exista también una mayor consciencia en la responsabilidad personal de cada usuario de estos espacios para cuidarlo para los próximos visitantes y para ellos mismos en otro tiempo.

Por otra parte, se ha identificado  a la actividad turística como una de las potencialidades regionales, la basura es unos de los métodos más poderosos para impedirla, otro argumento, por si hiciera falta, para insistir en el cuidado por los organismos a cargo, pero, por sobre todo, por nuestra propia parte.

Etiquetas